viernes, 30 de abril de 2010

Sergio Kresic: Un entrenador para el ascenso

Sergije Krešić-Juric (apodado Sergio Kresic por el periodista José María García y nombre que adoptó tras nacionalizarse español) nació en Split, Croacia, el 29 de Noviembre de 1946 y es un trotamundos del fútbol. Lleva décadas trabajando en el fútbol español donde ha realizado la mayor parte de su carrera como entrenador. Se trata de un entrenador de los de la vieja escuela, de los de bigote y gabardina. Bajo un aspecto físico que asemeja una mezcla entre John Cleese y los gemelos de Tintín, se esconde el técnico más veterano que militó la temporada pasada en la Liga BBVA.

- Los inicios:

Durante la década de los años 80 fue entrenador de los equipos inferiores del Hajduk Split. Por sus manos pasaron futuras estrellas del fútbol croata como Robert Jarni, Igor Štimac, Alen Boksic, Zvonimir Boban, Slaven Bilic o Aljoša Asanović. En 1986 tuvo finalmente su oportunidad de entrenar provisionalmente al primer equipo tras la destitución del anterior entrenador.


En la temporada 1987-88 comienza su carrera como entrenador en la Liga española. Su primera parada en España fue Burgos, ciudad donde ya había estado como jugador una década antes. El Burgos CF, equipo en el que había militado Kresic como futbolista había desaparecido a causa de las deudas, pero en su lugar se había fundado un nuevo club, el Real Burgos, que para 1987 se había logrado abrir camino hasta la Segunda División. Con Kresic en el banquillo, el Real Burgos debutó en la categoría; el equipo no se reforzó lo suficiente, por lo que no obtuvo grandes resultados (puesto 13º), pero consiguió el objetivo primario de la temporada, la permanencia, por lo que Kresic fue renovado. En su segunda temporada en el equipo, Kresic acabó siendo cesado, aunque finalmente el Real Burgos salvó la categoría.

- Marbella y Mérida, la consagraciónde Kresic:

CA Marbella:

Se puede decir que Sergio Kresic escribió las páginas más brillantes de la historia de este desaparecido club andaluz; el Club Atlético Marbella. También cimentó buena parte de su prestigio como entrenador en España durante los años que entrenó al club de la Costa del Sol. En diciembre de 1989 llega al Atlético Marbella, equipo situado por aquel entonces en la Segunda División B y hundido con sólo 7 puntos en el fondo de la clasificación. Su actuación al frente del equipo fue notable, pero se vio incapaz de salvar la categoría debido a la desventaja con la que partía el equipo. El club llegó a la última jornada con posibilidades de salvación, pero un empate el último partido contra el Salud, fallando además Diego Quintero un penalty, mandó al equipo andaluz a la Tercera División.

El club, sin embargo, renovaría su confianza en Kresic para intentar el ascenso. La temporada siguiente (1990-91) Kresic planifica toda la plantilla desde el inicio y el Atl. Marbella queda primero del grupo IX de Tercera División, batiendo todos los registros (equipo más goleador, menos goleado, más victorias y menos derrotas) y en la liguilla de ascenso consigue el ascenso a Segunda División B. En la temporada 1991-92, el club se plantea mantener la categoría, pero ante el buen comienzo, el Atl. Marbella se coloca en los primeros puestos de la clasificación y acaba la temporada como primero y consigue el ascenso a Segunda División, tras empatar el último partido ante el Yeclano y quedar primero en la liguilla de ascenso. Kresic se convierte así en el técnico que lograba el primer ascenso de la historia del Atl. Marbella a Segunda División.

En la temporada 1992-93, el Atl. Marbella debuta en la Segunda División y Kresic sigue confiando en los jugadores base que les llevaron ascender desde Tercera como Leal, Pacheta, Loren, Olías, Lozano, Quintero, Sousa, Chaparro, Momparlet… junto con algunos fichajes como los de Armando, Esteban, Tilico o Juric. Tras un comienzo digno, situándose en la mitad de la tabla, el Atl. Marbella se coloca entre los cuatro primeros de la clasificación faltando siete partidos para finalizar la temporada. El entonces alcalde de Marbella, Jesús Gil, decide primero apartar a Sergio Kresic y a continuación cesarle como entrenador del primer equipo. Todo ésto afectó a la plantilla y el Atl. Marbella terminó la temporada en mitad de la tabla, habiendo estado muy cerca de conseguir el ascenso a la Primera División.

A pesar del cese, para entonces ya habia ganado prestigio como entrenador y varios equipos se hab¡an fijado en el. Finalmente, el Betis, con el apremio histórico de regresar a Primera, fue su destino en la temporada 1993-94. Pero la historia se repitió en Sevilla y fue cesado después de la 26ª jornada, tras perder ante el Toledo (habia salvado dos ultimatums anteriormente), cuando el equipo estaba en la cuarta posicion de la tabla y después de haberlo clasificado para semifinales de Copa del Rey dejando en la cuneta al F.C. Barcelona de Cruyff. Su sustituto, Lorenzo Serra Ferrer (que hizo un magnífico trabajo a partir de entonces en el club verdiblanco) fue quien se llevó todas las alabanzas por el ascenso a Primera pese a que buena parte del mérito fuera de Kresic.


CP Mérida:


Pero Sergio Kresic no tardó demasiado en tocar la gloria que consiguió como entrenador del Atl. Marbella. La temporada siguiente (1994-95) ficha por el Mérida que había ascendido a la Segunda División cuatro años antes. “He venido aquí a trabajar para conseguir algo grande. El trabajo bien hecho siempre da buenos resultados". Kresic pronunció estas palabras en el verano de 1994, cuando se hizo cargo del equipo. Meses después todos comprobarían que esas frases tenían un carácter premonitorio. Efectivamente, el Mérida realizó una temporada espléndida a base de un trabajo serio y riguroso, tanto en el campo como en las oficinas.

Si en Marbella y Sevilla no le dejaron rematar la faena, Sergio Kresic pudo trabajar a su gusto en el club extremeño. El Mérida hizo una importante inversión económica y puso en sus manos un potencial humano de indudable calidad y solvencia para la categoría. Los resultados fueron espectaculares: el Mérida acabó primero en la clasificacion, consiguiendo el ascenso tres jornadas antes de la conclusion del campeonato, fue el equipo menos goleado, no perdió ni un sólo partido en casa (algo que no ocurria desde la temporada 1981-82, cuando el equipo militaba en Tercera Division) y alcanzó el récord que ostentaba el Castellon como equipo menos goleado en la historia de la Segunda División. El Mérida permanecería invicto en su campo desde el 23 de abril de 1994 hasta el inicio de la temporada 1995-96, siendo el primer equipo extremeño que alcanzaba la Division de Honor en toda la historia.

En su estreno en Primera División el Mérida no pudo salvar la categoría a pesar del buen trabajo de Kresic que estuvo en todo momento respaldado por la directiva emeritense. El Mérida acabó la temporada como 21º clasificado (en un año que la Primera División estuvo formada por 22 equipos) a sólo 3 puntos de la permanencia. Pero a pesar del descenso, la directiva y los aficionados siguieron confiando en Kresic tras el buen hacer del croata para devolver al equipo a la máxima categoría.

Tras un inicio dubitativo Kreisc fue cesado en mitad de la temporada 1996-97 pese a que el equipo finalmente conseguiría un nuevo ascenso como campeón de la Segunda División de la mano de Jorge D’Alessandro. Años más tarde, José Fouto, presidente de aquel Mérida, confesaría acerca de Kresic en una entrevista que "es un grandísimo entrenador y un duro trabajador; el mejor técnico que he tenido", a pesar de que llegó a destituirle con algún que otro remordimiento como lo demuestra el que también reconociese que fue "mi mayor error en los 23 años que llevo en el fútbol".

- Permanencias, ascensos y destituciones...

En la temporada 1997-98, con cinco jornadas de Liga disputadas, el Valladolid estaba hundido en la cola de la clasificación con cero puntos. El entrenador del club vallisoletano Vicente Cantatore fue destituido y Kresic remedió la catástrofe consiguiendo la permanencia. Siguió una temporada más con el Vallodalid, pero a la siguiente no le renovaron el contrato. En 1999 la UD Las Palmas le propuso hacerse cargo del equipo con el objetivo del ascenso, oferta que sus colaboradores preferían que desestimase y que Kresic aceptó argumentando que “los equipos que no ascienden son aquellos que lo tienen todo para jugar en Primera”.

El paso de Kresic por el equipo canario fue brillante. Consiguió el ascenso como campeón de la Segunda División devolviendo a Las Palmas a la máxima categoría 12 años después y logró la permanencia en la siguiente temporada (2000-01) con muchísima solvencia tras terminar como 11º clasificado de Primera División. El gran papel realizado le valió al técnico hispano-croata la contratación por un equipo de mayores aspiaciones y el año siguiente firma por el RCD Mallorca. Sin embargo, no pudo cumplir con las expectativas en el conjunto bermellón, que coqueteó todo el año con el descenso salvándose en el último partido y siendo Kresic destituído a falta de dos jornadas para que concluyera el campeonato.

Pasaría la siguiente temporada en blanco y su próximo destino sería el Recreativo de Huelva del que se hizo cargo a mitad de la campaña 2003-04. A su llegada encontró un equipo en una pésima situación, posicionado en la parte baja de la tabla y al que logró colocar en la zona alta como 6º clasificado. Kresic regresó a la capital del Pisuerga la temporada siguiente (2004-05) para firmar por el Real Valladolid, al que ya había dirigido entre 1997 y 1999, con el objetivo de que recuperase la plaza en Primera División que había perdido el año anterior con Fernando Vázquez al frente. Pero la paciencia de la directiva se agotó tras una racha de seis partidos sin lograr una victoria y Kresic fue destituido a mitad de temporada, su sustituo tampoco conseguiría el objetivo de los blanquivioletas que terminaron el año a 13 puntos del asceno. En 2005-06 Kresic se marcharía a dirigir a otro equipo con el ascenso por objetivo: el Real Murcia, que había descendido de Primera dos años antes de su llegada. Pero de nuevo Kresic tuvo que abandonar su cargo antes de tiempo finalizando el Murcia la temporada en mitad baja de la tabla.


Actualidad:

Tras las últimas decepciones en suelo español Kresic decidió regresar a su país de origen para dirigir al equipo que le vio nacer como futbolista y entrenador, el Hajduk Split croata. Tampoco gozó de su suerte en su vuelta a casa y antes de finalizar el año 2007 Kresic sería relevado como entrenador del Hajduk Split por su ex-pupilo Robert Jarni. La temporada pasada regresó de nuevo a la liga española a cargo del CD Numancia sustituyendo a Gonzalo Arconada, técnico que consiguió el ascenso con los sorianos y que ponía rumbo a Almería. Hasta hace apenas dos semanas, Kresic militaba en la U.D Las Palmas en su segunda aventura en el club, pero el pasado 12 de este mismo mes fui destituido.

- Trabajador Sincero, un sentimental pragmático, la estrella es el equipo:


"Odiará que le haga esta pregunta", le abordó un periodista en la primera entrevista que concedió a su llegada a Las Palmas. "¿Cómo dice?", interrumpió Sergio Kresic. "No conozco el odio. Voy recto por la vida y cuando algún sinvergüenza se da cuenta de que sigo el mismo camino termina apartándose". Fiel a esa máxima, Sergio Kresic es uno de los pocos entrenadores que independientemente de los exitos y fracasos siempre ha mantenido una relación cordial y ha dejado un grato recuerdo entre los periodistas, directivos y aficionados de los equipos por los que ha pasado (con la salvedad del fallecido y siempre controvertido Jesús Gil en su época con el Marbella). En su palmarés figuran cinco ascensos con tres equipos (Marbella, Mérida y Las Palmas), varias permanencias y una campaña en la que llevó al Betis a las semifinales de Copa del Rey en 1994.

Para Kresic es fundamental el trabajo y opinión de sus hombres de confianza y desde 1994 ha contado en todos los equipos por los que ha pasado con el mismo segundo entrenador, Diego Quintero, y el mismo preparador físico, Zósimo San Román. Quintero era jugador del Marbella cuando Kresic logró ascender al equipo malagueño a Segunda por única vez en su historia; mientras que San Román se unió al cuerpo técnico cuando ambos se hicieron cargo del Mérida y lograron otro ascenso histórico. Ambos resaltan del entrenador su extrema fidelidad. Kresic es tan fiel con ellos como con sus principios. Es hombre de club y muestra una reserva sin fisuras sobre cualquier conflicto interno en cualquier entidad. Se erige en escudo de los jugadores en situaciones críticas. Unas veces lo hace con declaraciones directas, como en el caso del ex mallorquinista Pablo Lago, cuando sufría críticas generalizadas. En otras ocasiones no ha dudado en entrar al trapo contra el sector más hostil de la prensa para ser el centro de los ataques, dejando en un segundo plano tranquilizador a la plantilla. Entre el personaje público y la persona media un abismo.

Como técnico le caracterizan decisiones que lleva hasta sus últimas consecuencias, como no permitir que los jugadores descartados que no encuentran salida se entrenen con el equipo. Sobre Kresic cuelga la etiqueta de entrenador especialmente obsesionado con la eficacia defensiva. Aunque él dice que lo que hace es adaptarse a la plantilla con la que trabaja. No se esfuerza en hacer declaraciones buscando popularidad. Con respecto a la cantera, repite hasta la saciedad que en su equipo jugarían los más adecuados en cada momento, sin tener en cuenta el pasaporte ni la raza. Sin ir más lejos, en su época en Las Palmas hizo debutar a jugadores que posteriormente se hicieron un hueco en Primera División como Jorge Larena, Guayre (traspasado al Villarreal por 6 millones de euros), Ángel o Carmelo (a quien hizo debutar con 17 años en el Bernabéu).

jueves, 29 de abril de 2010

Retales de un partido

No tenía pensado escribir un artículo sobre el partido de ayer por lo monotemático de los medios informativos de hoy, pero viendo muchos comentarios de personas (pseudo) periodistas y (pseudo) expertos en materia futbolística acerca del planteamiento de Mourinho en el partido , no tengo más remedio que hacerlo.

Se quejan del "cerrojazo" del Inter en el partido de ayer en el Camp Nou, pero hay que apuntar que ese "cerrojazo", como ya han denominado al planteamiento de Mourinho ayer, no hubiera sido posible de no haber derrotado por 3-1 al mejor equipo del mundo en la ida. Como ya comenté la semana pasada, Mourinho es tachado de defensivo o directamente de anti-fútbol, cuando para la gran mayoría de personas con un poco de cordura es el mejor táctico del mundo. Sin discusión. Ha dejado en la cuneta a dos de los máximos favoritos para el título (Chelsea y Barça) jugando de maneras distintas, amoldandose a las circunstancias en cada momento. En Londres al ataque, en Barcelona, defendiendo un resultado favorable, y, ojo, con un jugador menos. Para ese grupo de (pseudo) expertos/periodistas, lo lógico hubiera sido que el Inter, repito, con un jugador menos, saliera a morder a un Barça, pero claro, cegados en sus pensamientos no se dan cuenta de que si el equipo de Mourinho hace eso ahora mismo podíamos hablar de un 5-0.

Durante el partido se han ido barbaridades tales como que jugar bien es jugar bonito. Falso. Lo repito por enésima vez en pocas horas: "Jugar bien es conocer cada uno de los detalles de tu plantilla, estudiar la situación, y actuar, con las virtudes de tus jugadores, en concordancia a la exigencia de la situación". El fútbol no son matemáticas, en este deporte 2+2 no es igual a 4. Jugar de manera atractiva merece el mismo reconocimiento que defender bien si se acaba ganando el partido, porque recordemos que el objetivo de este deporte es ganar, ya que muchas veces se olvida. Si en tu equipo tienes al mejor jugador del mundo (Leo Messi) y a los únicos tres jugadores del mundo capaces de parar el mejor jugador del mundo (Walter Samuel, Javier Zanetti y Esteban Cambiasso), ese equipo es, en la mayoría de los casos, invencible, imbatible. Pero resulta que existe un equipo que tiene a estos 4 mejores jugadores de fútbol llamado Argentina… y resulta que las han pasado canutas para clasificarse para el Mundial. ¿Por qué? Porque el fútbol NO es solo de los futbolistas. También es de los entrenadores.

El barcelonismo tiene que hacer una reflexión importante: Es cierto que ha saboreado la miel de una segunda final consecutiva, y el argumento sencillo sería hablar de los árbitros (el gol de Diego Milito en el Meazza o la mano de Touré en el encuentro de ayer) o calificar, como se dijo antes, de anti-fútbol el juego del Inter de Milán, al que seguramente se le criticaría sin piedad si el gol de Bojan hubiera sido válido y los italianos quedaran eliminados. Los culés deben de huir de ese razonamiento tan sencillo. El año pasado se llegó a una final de la Champions y los rivales esgrimieron el arbitraje del señor Ovrebo en Stamford Bridge para restar crédito al magnífico "sextete" del Barcelona. Ni el Inter ni el equipo de Van Gaal se merecen que se asocie su clasificación a los faborables arbitrajes de los que se beneficiaron en los partidos en casa ante el Barcelona y la Fiorentina. Si son finalistas es porque sus técnicos han sido los mejores a la hora de sacar provecho a los mimbres de sus plantillas y mejor han aprovechado las oportunidades que se les han presentado. Y este año, más allá de los momentos cruciales que deciden un partido, eliminatorias o incluso títulos, el Barça está eliminado y tienen que profundizar en errores propios de cara a la próxima temporada.

El primero de ellos es la confección de la plantilla en la pretemporada. En los dos últimos años el Barcelona ha fichado a Cáceres, Hleb, Henrique, Keirrison, Ibrahimovic, Maxwell y Chigrinski, en total 140 millones de euros. Independientemente del partido de ayer, a los Messi, Xavi o Pedro, por poner tres ejemplos, se les ve agotados debido a una larga temporada en la que lo han tenido que disputar casi todo dada la inoperancia del club para confeccionar una plantilla profunda y competitiva. Si el Barça hace autrocrítica podrá aspirar a prosperar y construir, a partir de unos cimientos excelentes, que no son otros que su estupendo ideario futbolístico y una prolífica cantera que, año a año añade nuevos mimbres a la primera plantilla.

miércoles, 28 de abril de 2010

Previa: FC Barcelona - Inter de Milán

Muchos dicen que a estas alturas de competición, el Barça-Inter de Milán es una final anticipada. Ambos equipos, con permiso del Bayern, son considerados los dos más fuertes de la competición. Los dos son los actuales campeones de sus respectivas ligas y están a un paso de volverlo a conseguir. Para un amante de la táctica, el partido de esta noche es algo más que una semifinal de la Champions League (que ya de por si es mucho), además de ello, es un duelo entre dos magos de la pizarra. José Mourinho, considerado el mejor "táctico" del panoráma futbolístico y Pep Guardiola, que en apenas dos temporadas ha demostrado que él también es un técnico dificil de superar en éste apartado. Por ello hoy en el blog analizaremos las propuestas de ambos entrenadores tanto en el partido de ida como en el apasionante duelo que nos espera esta noche.

- Mourinho en el Giuseppe Meazza

Es interesante analizar que ambos conjuntos han variado sus sistame de juego desde que se enfrentaran en Noviembre en la fasede grupos de la competición. El Inter comenzó la temporada con un 4-3-1-2 con Sneijder como trequartista y Milito acompañado de Samuel Eto'o en la punta. Pero la llegada de Pandev en invierno ha dado una nueva variante a Mourinho que viene utilizando desde Enero. El 4-2-3-1 con Eto'o y Pandev tirados hacia los costados, Milito en punta, y Sneijder entre la pareja Motta-Cambiasso y el trio ofensivo. Los centrales, Lucio y Samuel seguían a Ibrahimovic en todo el momento. Cuando el sueco se ofrecía en la medular, uno de los centrales estaba siempre junto a él ayudado de Cambiasso en la cobertura. La salida de balón desde la defensa corría a cargo de los dos laterales, siendo deshabilitada la salida desde el centro del campo. Eto'o y Pandev eran los socios de Maicon y un sensacional Zanetti. Cambios de posición; con las subidas de Alves por la banda izquierda de los italianos, Diego Milito lanzaba la mayoría de sus diagonales hacía esa parte del terreno, dejando la posición de delantero centro a Samuel Eto'o (prueba de ello es el gol de Maicon). Las sustituciones no alteraron el sistema de juego. Un Goran Pandev fundido físicamente dejó su hueco a Dejan Stankovic. Mourinho cambió velocidad y profundidad en pro a la inteligencia, asociación con sus compañeros y capacidad de pase del serbio.

- Guardiola en el Giuseppe Meazza

No es común durante estos dos años el decir que Guardiola se ha equivocado en alguna decisión táctica, pero en Italia sucedió. El 4-3-3 que tantos éxitos ha dado a este equipo ha ido evolucionando a lo largo de la temporada. El Barça ya no tiene a Eto'o y la profundidad por banda corría únicamente a cargo de Messi, por lo que Guardiola prefirió utilizar al argentino en su posición ideal, la de "10". Los resultados están a la vista. Jugar con Ibrehimovic en punta altera totalmente la forma de juego del Barcelona por tres razones:

1) Significa un cambio en el estilo de pase del equipo, más en largo de lo habitual. El juego del equipo es menos fluido y el Inter se siente más cómodo. Las estadísticas de pases ante el Arsenal demostraron que no puedes ganar al Barça intentando robarle el balón, las estadísticas ante el Inter demuestran que no es necesario.

2) Significa que Messi tiene menos espacio de trabajo. Como se ha podido ver a lo largo de la temporada, Messi prefiere jugar de cara a los centrales sin ningún compañero por delante y con Xavi por detrás, con el sueco en punta ocupando ese espacio, el argentino pierder ese rol.

3) Significa que el Barça es menos seguro defensivamente hablando por su flanco izquierdo. Keita, más centrado de lo habitual, habiltaba las subidas de Maicon por la banda derecha del Inter. Abidal debería haber sido la opción de Guardiola con Maxwell como interior.

- El Inter en el Camp Nou

Lo más lógico para Mourinho sería repetir el once que sacó en el Giuseppe Meazza, así como hizo en Stamford Bridge tras su victoria en Italia, pero en la prensa italiana barajan algunas variantes tácticas con un nombre común, Iván Ramiro Córdoba. La primera opción es un 5-3-2 prescindiendo del servicio del macedonio Pandev y colocando al colombiano en el centro de la zaga con Zanetti y Maicon en ambas bandas. La segunda, sería un 4-2-3-1 con Maicon de interior y Córdoba guardando su espalda.
Sería de ilusos pensar que Mourinho va a salir esta noche a "verlas venir". Con la eliminatoria ante el Chelsea en el bolsillo y después del gol de Eto'o en Stamford Bridge, el luso sacó del campo a Thiago Motta para situar a Balotelli como acompañante de Eto'o. José Mourinho no viene a no encajar dos goles, José Mourinho viene a Barcelona a marcar el gol que obligue a los culés a marcar cuatro. Todo esto con los recursos de los que dispone claro, no le va a discutir la posesión al Barça.

- El Barcelona en el Camp Nou

El principal valedor del conjunto azulgrana en la noche de hoy será su propio estadio. Vestido con sus mejores galas, verá como sus jugadores "se dejarán la piel". Como ya se ha dicho a lo largo de esta entrada, el Barcelona ha logrado su mejor versión esta temporada con el 4-2-3-1, pero dista mucho del nivel ofrecido por el conjunto a lo largo de la temporad anterior, solo algunas pinceladas como el partido ante el Arsenal pueden igualar ese nivel.
Guardiola debe cubrir su flanco izquierdo, el flanco que le costó el encuentro de ida y que puede costar una eliminatoria si sus jugadores no tapan la salida de balón, casi siempre a cargo de Maicon desde el lateral. Pedro flanqueado por un Keita que, esta noche no deberá moverse hacia el centro, debe de ser el mejor arma de los de Guardiola. Otro punto a tener en cuenta es Yaya Touré. En Italia fue necesario pero se prescindió de sus servicios, el partido de hoy necesita a alguién como él en el centro del campo, ¿lo veremos hoy en la medular?.

martes, 27 de abril de 2010

"Glorias" del Internazionale

Mienten quienes dicen que el calcio es aburrido. Porque en el calcio está el Inter, el club más fascinante del mundo. Hace un par de temporadas consiguió empatar 20 de sus 38 partidos y desde hace un par tambien suele alinear la mitad de los partidos de la liga un equipo con diez extranjeros, hazañas estadísticas al alcance de pocos. Pero sus méritos van mucho más allá. No existe ninguna otra sociedad futbolística que haya gastado más de 800 millones de euros en 15 años para comprar unos 140 futbolistas y ganar sólo una Copa de la UEFA, tres Scudettos y dos Copas de Liga, aunque valiendose de que sus rivales se encuentran K.O., ni se conoce asociación humana tan desafortunada como el Inter. Se podría poner en la directiva a cualquier gobierno argentino del siglo XX, al capitán del Titanic como entrenador y al Mahatma Gandhi como delantero centro, y los resultados no serían peores. El Inter constituye un misterio de la naturaleza.

El Internazionale de Milán, también conocido como La Bienamada (los rivales deberían llamarlo siempre así, por las alegrías que les proporciona), es una institución simpática. El propietario, Massimo Moratti, es un petrolero multimillonario, bondadoso y progresista que financia decenas de campañas sociales e invierte fortunas en fichajes y en técnicos de lujo. Los socios son fieles y entusiastas. Los colores de la camiseta, azul y negro, son elegantes. Posee dos Copas de Europa en sus vitrinas, no ha descendido nunca de categoría y tiene un pasado glorioso. Con estos mimbres, el Inter construye cada año una decepción de dimensiones colosales.

Con el Inter se podría escribir una enciclopedia del fracaso. Para atenernos a espacios más modestos, hagamos un breve hit parade de las barbaridades e infortunios más recientes.


1989
. El Inter gana su título de Liga número 13 tras nueve años de sequía. Dos semanas más tarde, sus vecinos del Milan ganan la Copa de Europa y les arruinan la fiesta.

1996. Roberto Carlos, lateral izquierdo del Inter, 23 años, es traspasado al Real Madrid por carecer de futuro futbolístico. Para sustituirle, son adquiridos sucesivamente Centofanti, Pistone, Macellari, Gresko y Georgatos, a los que el lector hace muy bien en desconocer. Ante la falta de resultado de esos talentos, en 1999 el Inter adquiere el recambio definitivo: Gilberto, fenómeno del Alcantarilla de Murcia, un club de fútbol sala. El directivo Sandro Mazzola explica que Gilberto "es mucho más ofensivo que Roberto Carlos". Gilberto juega en total 21 minutos, luego es despedido.

1996. El presidente Massimo Moratti declara: "Sé que el Juventus va a comprar a Zinedine Zidane, un buen jugador que a nosotros no nos hace ninguna falta".

1999. Diego Simeone, uno de los jugadores interistas más queridos por la afición, es vendido al Lazio. Inmediatamente, el Lazio de Eriksson gana la Liga con Simeone como motor.

2001. El centrocampista Andrea Pirlo es traspasado al Milan, porque se considera que el turco Emre es mucho mejor. Pirlo se recicla en mediocentro, se convierte en el director de orquesta milanista y, la temporada siguiente, en campeón de Europa. Emre sigue siendo Emre.

2002. Tras cuatro temporadas y dos roturas de rodilla, Ronaldo abandona el Inter y se marcha al Real Madrid, que gana la Liga. Con el dinero de la venta, el Inter ficha a Morfeo.

2003. El Inter cede a Adriano al Parma y le vende la mitad del jugador. Al año siguiente recupera a Adriano, pagando el doble.

2005. El Inter rechaza ofertas millonarias por Adriano. La temporada siguiente el jugador sufre problemas de alcoholismo, depresión, saudade ysólo anota cinco goles en la temporada.

2008. El Inter cede a Adriano al Sao Paulo. El jugador parece recuperar la forma y anota 17 goles en seis meses tras no haber jugado ningún partido los seis meses anteriores. El jugador vuelve al Inter y sólo juega cuatro partidos y no marca ningún gol.


Por último, un chiste que cuentan los milanistas. Gatusso apuesta con Ancelotti y sus compañeros que él solo se basta para ganar a todo el Inter. La plantilla del Milan se va de vacaciones durante el derby y no puede ver el encuentro, por lo que llaman a Gatusso y le preguntan cómo ha ido. Gatusso, irritadísimo, responde que ha empatado a uno. "¿Y por qué estás enfadado?", le pregunta Maldini. "Un empate, uno contra once, es grandioso". "No", responde Gatusso, "si el resultado no es malo, lo que me molesta es que me hayan expulsado por protestar a mitad de la primera parte".

Historias del Calcio

lunes, 26 de abril de 2010

Joaquín Boghossian, la escopeta de Newells

La selección uruguaya está viviendo un proceso de renacimiento desde hace varios años. Jugadores como Recoba o Pablo García dejaban la selección, pero una nueva camada de charruas está pisando fuerte en el panórama internacional. Edison Cavani y Luis Suárez fueron los primeros en aterrizar en Europa, concretamente en el Palermo y Groningen respectivamente, sin duda serán dos de los delanteros de futuro de "La Celeste". A ellos se sumaron Martín Cáceres que recaló en el Villareal para posteriormente fichar por el FC Barcelona, y Albín, que abandonaba las filas de Nacional para jugar en el Getafe. Los últimos en unirse a esta excelsa lista de jugadores han sido Leandro Cabrera, del Atlético de Madrid, Sebastián Coates de Nacional, Gastón Ramirez de Peñarol y el recientemente fichado por el Ajax de Amsterdam, Nicolás Lodeiro, uno de los jugadores con más proyección de la nueva generación uruguaya. Pero desde hace unos meses, un jugador está buscando un hueco en esta lista de grandes jugadores desde el Torneo Argentino, se trata de Joaquín Boghossian.

Nació el 19 de Julio de 1987 en Montevideo (Uruguay). A pesar de nacer en Uruguay, es de origen armenio, como demuestra su apellido paterno. Aún no ha debutado con la absoluta celeste, pero ha sido un fijo en las inferiores llegando incluso a disputar el Sudamericano sub-20 celebrado en el año 2007. Comenzó su carrera en el Club Atlético Cerro en el año 2005, pero al no contar con minutos suficientes su club decidió cederlo al Club Atlético Progreso una temporada y media. Tras su regreso del CA Progeso, su importancia en Cerro fue clave, llegando a convertir un total de 16 goles en únicamente 14 encuentros disputados, alzando así a su equipo en lo más alto de la tabla y consiguiendo el pase a la Copa Libertadores 2010. A mitad de temporada Newell's se fijó en él y consiguió una cesión con opción de compra por 2,5M que los argentinos ya han hecho efectiva. Una lesión provocó que se perdiera los primeros encuentros de la temporada, pero tras su recuperación fue uno de los jugadores más importantes del club, que finalizó el Torneo Apertura en segunda posición gracias a sus 11 goles en 15 encuentros. En éste Torneo Clausura, Newell's se encuentra en la sexta posición, pero "la escopeta" ha logrado convertir un total de siete tantos importantísimos para su equipo.

Joaquín Boghossian es un delantero centro puro. Con su 1'97 de altura, éste gigantón es comparado con el paraguayo del Benfica Óscar Cardozo, y la verdad es que cualidades para ello no le faltan. Además de su gran estatura, es un jugador muy corpulento con mucha fuerza física, diestro, su punto fuerte es el remate de cabeza, es un jugador que a balón parado es letal, no solo por su estatura, también porque resulta muy difícil de marcar y parar, a todo ello hay que sumarle su magnífico cabeceo, domina el juego aéreo, muy inteligente dentro del área, sabe donde mejor colocarse para el remate. Dentro del área ante el portero es un gran definidor, tiene una amplia gama de recursos para el remate a portería. Sabe utilizar a la perfección su cuerpo para proteger el balón, cuando recibe de espaldas, se da rápido a media vuelta y busca el disparo. No es solo un delantero de área rematador, le gusta moverse, salir del área y jugar hacia las bandas, muy inteligente de movimientos y en el desmarque, su remate con la pierna derecha de primeras cuando el balón viene desde la banda en un centro es muy efectivo y preciso. La velocidad no es su punto fuerte, pero aunque pueda parecer torpe de movimientos, tiene cierta agilidad, sobre todo en los últimos metros. Técnicamente más que aceptable, su capacidad anotadora y rápida adaptación lo hace un jugador muy interesante para el fútbol europeo.

Otro gran delantero que se suma a la gran nómina de Uruguay. Edison Cavani, Luis Suárez, Diego Forlán o Chevantón, todos ellos de primer nivel y a los que sin ningunda duda pronto se sumará Boghossian, que a sus 22 años ya está siendo una de las revelaciones de este Torneo Argentino.

domingo, 25 de abril de 2010

Marco Reus, la sonrisa del M'Gladbach

Borrusia Mönchengladbach, un longevo club fundado en 1889 que no llegó a disputar la Bundesliga hasta el año 1965, pero a partir de ese ansiado año el equipo de la Renania comenzó un despegue imparable hacia los éxitos. Tras la consecución de su primera Bundesliga en el año 1970, el Mönchengladbach se convirtió en uno de los clubes más potentes de toda Alemania y consiguió hacerse un hueco entre los grandes nombres europeos. En esa década, arrasó por Alemania consiguiendo 5 títulos de Liga y protagonizando luchas encarnizadas con el Bayern Münich de Franck Bekenbauer, que lideraba a un conjunto imparable en Europa. En su expansión por el contienente se fue creciendo en la recién llamada Copa de la Uefa (antes Copa de Ferias) donde perdió una final contra el Liverpool, sin embargo consiguió resarcirse y conquistar el trofeo en 1975 y 1979, ante Estrella Roja y Twente, otros dos históricos olvidados. A pesar de sus dos éxitos, su momento histórico fue el conseguir alcanzar la final de la Copa de Europa en Roma en 1977 pero cayó ante su bestia negra, el Liverpool de Kevin Keegan. En esa final se recordarán los nombres de históricos alemanes como Jupp Heynckes, Berti Vogts, Stielike, Uddo Latek o el gran goleador Allan Simonsen. En la actualidad, los aficionados del Borussia tienen motivos para sonreir. Empezaron la temporada cabizbajos, habían perdido a sus dos grandes promesas. Marko Martin partía rumbo al Weserstadion del Werder Bremen, mientras que Alexander Baumjohann se fue al Bayern Münich (aunque ahora milita en el Schalke 04). A cambio, el M'Gladbach se hizo con un jóven jugador del Rot Weiss Ahlen, Marco Reus.

Nació en Dortmund el 31 de Mayo de 1989. Empezó su andadura futbolística en el Post SV, un pequeño club de la misma población industrial alemana, antes de que el Borussia Dormund se fijara en él y lo incorporara a sus categorías inferiores. Reus vistió los colores amarillo y negro del BVB hasta la categoría sub-17, momento en el que se le abrió la puerta de salida al considerar que no reunía las suficientes cualidades para jugar en la Bundesliga. Reus no se rindió y firmó por el Rot Weiss Ahlen en 2006, que por aquel entonces militaba en la Regionalliga Nord. Comenzó en el filial del equipo con apenas 17 años y convirtió 2 goles en 5 encuentros. En su segunda temporada en el equipo, una vez asentado ya, tuvo una espléndida progresión. Estuvo en el equipo sub-19 (12 dianas en 19 apariciones), pasó de nuevo por el filial (1 partido y 1 gol) y los técnicos decidieron darle paso al primer equipo donde participó en 16 ocasiones anotando un gol importantísimo para el club, un gol que valió el ascenso a la 2.Bundesliga. La temporada 08/09 fue la que confirmó a Marco Reus como un un jugador con talento y futuro. Con solo 19 años disputó 27 partidos en la división de plata (22 como titular) y anotó 4 goles. Su habilidad técnica, su esfuerzo y su remate despertaron el interés de varios equipos de la Bundesliga. El centrocampista ayudó al Rot Weiss Ahlen a mantener la categoría y, al final de la temporada aceptó la oferta del Borussia Mönchengladbach, que pagó un millón de euros por su pase. Las puertas de la máxima categoría del fútbol alemán se la abrían de par en par. Y no ha desaprovechado la oportunidad en absoluto, si no que se ha convertido en la gran revelación de la Bundesliga en la temporada.

Marco Reus es un centrocampista que cubre mucho terreno, con buena técnica, excelente remate y olfato goleador. Algunos le comparan con Bernd Schuster por su fuerza, capacidad para robar el balón y las grandes galopadas. Su frescura y voluntad le han convertido en la gran revelación de la temporada en Alemania y muchos creen que ha llenado el hueco dejado por Marko Marin en el equipo, pero Reus no es una persona que se conforme fácilmente, Marco tiene su propio perfil y una personalidad muy fuerte. Gracias a su 1,81 metros de altura tiene una gran capacidad de carga sobre el rival, pero su verdadera vocación es la ofensiva. Posee un gran cambio de ritmo y gracias a su gran manejo de balón es muy complicado robarle la pelota cuando va en carrera hacia el marco rival. Es muy peligroso con espacios y el jugador perfecto para iniciar las contras. Suele caer a la banda derecha para colgar muchos balones al área esperando el remate de sus compañeros, y esas acciones ya han dado varios puntos al M'Gladbach.
Le falta mejorar en la distribución de juego, ya que a veces es mejor un pase que una larga carrera, pero aun es jóven y tiene tiempo de mejorar y pulir todas sus habilidades.

Marco Reus se une a la nueva generación de talentos alemanes como Marko Marin, Mesut Özil, Thomas Müller y Toni Kroos, que darán un lavado de imagen necesario a una selección que apura los últimos momentos de los Ballack, Klose, Frings...

viernes, 23 de abril de 2010

Las alas del Hamburgo

Hamburgo, campeón de la Champions League en la temporada 1982/83 con jugadores como Magath, Hrubesch, Kaltz o el gran Keegan vive desde entonces tiempos de decadencia, empequeñeciendo el nombre de un club que hace casi tres decadas fue grande. Sumido en una profunda renovación desde hace algunas temporadas ve como sus estrellas se marchan a equipos de mayor estatus, casos como Rafael Van der Vart, Vincent Kompany, Ivica Olic o Nigel de Jong. Con la tranquilidad económica que proporcionaron esas bajas en tiempos de crísis decidieron entrar en el mercado con el tiempo justo para arreglar el equipo. Llegaron entonces jugadores como Mladen Petric en un intercambio por Zidan, el central Alex Silva, un jóven Aogo, un Jansen que venía de decepcionar en el Bayern de Münich, Mickael Tavares, el central Gravgaard y los dos jugadores de los que hablaremos hoy, Eljero Elia y Jonathan Pitroipa. Actualmente, el Hamburgo está a cinco puntos de poder disputar la próxima edición de la Europa League, y solo restan 9 por disputarse. Eliminados en la DFB Pokal, y con una única esperanza de lavar la imagen de la temporada, la Europa League, cuya final se disputará en su estadio, el imponente Nordbank Arena.

Eljero Elia, nacido el 13 de Febrero de 1987 en Voorburg (Holanda). Internacional absoluto con la selección holandesa en dos ocasiones, en las que ya ha logrado su primer gol con la elástica naranja en el partido que enfrentó a su selección con Escocia el pasado 9 de Septiembre. Debutó en el modesto ADO den Haag, y a pesar de su juventud, sus buenas actuaciones hicieron que grandes clubes como PSV y Ajax pusieran sus ojos sobre él, aunque finalmente aceptó la oferta del Twente. Tras el gran año de su equipo la temporada pasada, Elia, pieza clave en el proyecto, desembarcó en Hamburgo, donde actualmente ha disputado 26 partidos marcando 7 goles y dando 9 asistencias a sus compañeros.

Elia es un extremo de los que quedan pocos en la actualidad. Con su 1,76 metros de altura y 70 kg de peso, es un constante quebradero de cabeza para los laterales rivales. Suele jugar en la banda izquierda, aprovechando que es diestro y buscando recortar para el interior, aunque también puede desbordar por banda y buscar el centro a sus compañeros, jugada que suele acabar siempre en gol. Es un jugador muy veloz, con un arranque de carrera impactante, lo que le vale para ser el jugador ideal para llevar las contras de su equipo. Destacar también su gran capacidad para zafarse de los rivales con regates espectaculares que no dejan a nadie indiferente. Tiene un gran repertorio, ya sea en velocidad o en estático. Eljero siempre lleva el balón pegado al pie con la intención de encarar al rival. Con su gran visión de juego reparte pases entre líneas que rara vez no llevan peligro para las defensas rivales. Sus asistencias desde la banda suelen ser por abajo, buscando un error en la salida del portero que suele encontrar muy a menudo. Vuelve locos a sus defensores y esto provoca que sea objeto de muchas faltas y provoque un sin fín de tarjetas.

Jonathan Pitroipa nacido en Burkina Faso el 12 de Abril de 1986 en Ouagadougou (Burkina Faso) empezó su carrera en el Planete Champion, club de su país natal, pero pronto firmó por el Friburgo, que por aquel entonces estaba en la segunda división del fútbol alemán. Sus comienzos no fueron fáciles, ya que le costó adaptarse al fútbol europeo, pero pronto comenzó a destacar en su club y, como consecuencia de ello, recibió la llamada de su selección. A partir de su internacionalidad, se convirtió en la piedra angular de su equipo y, tras dos años rayando a un gran nivel, llamó la atención del Hamburgo. Llegó a la ciudad norteña junto a Aogo, su compañero de equipo en el Friburgo, para poder disputar competiciones europeas. Por la competencia en su posición le costó entrar en el equipo, pero Martin Jol le hizo un hueco como extremo izquierdo en el once inicial y fue una de las claves para que el club hanseático alcanzara las semifinales en la copa de la UEFA. En total ha disputado 54 partidos en Alemania donde ha conseguido un total de 22 goles.

Pitroipa es un extremo muy veloz, incisivo, vertical y dotado de una extraordinaria capacidad para ganarle la espalda a la zaga rival. No posee una gran variedad de registros técnicos pero es un jugador muy desequilibrante por su rapidez. Es un futbolista versátil, ya que puede jugar por ambas bandas al manejar correctamente ambas piernas. Fruto de su dominio del balón con los dos pies, tiene salida por ambos lados tras el regate, lo que le convierte en un jugador muy difícil de defender. Puede definir con frialdad delante del portero, pero más que un goleador es un buen pasador. Tras superar a su marcador, suele centrar con precisión, pero, en ocasiones, se precipita a la hora de enviar el pase a sus compañeros. Se adapta a cualquier situación de juego, pero muestra su mejor versión cuando su equipo juega al contragolpe, por su potencia cuando arranca con campo por delante.

jueves, 22 de abril de 2010

La Tristeza de Super Mario

Aunque Mario Balotelli nació en Palermo en el verano de 1990, para el mundo nació el 30 de Enero de 2008 cuando, con sus goles de delantero inteligente y depredador, el Internazionale de Milan venció a la Juventus por la Coppa Italia. Fue rapidamenta apodado Super Mario y su nombre se hizo conocido entre los tifosi neroazurro quienes, ya resignados a que El emperador había perdido el trono y que su aventura en Sao Paulo no se lo iba a devolver, se ilusionaban fantaseando con la dupla Ibrahimovic-Balotelli en el frente de ataque. Por aquellos días, al otro lado de la ciudad, el fenómeno Pato, acompañado por la llegada de Ronaldo, la presencia del entonces reciente ganador del Balón de Oro, Kaká, y la irrupción goleadora de Paloschi, acaparaban la atención mediatica de la prensa y el aficionado neutral. Super Mario se convirtió en la bandera interista en contra de la mediatización del nuevo ataque rossonero.

Mario, de padres ghaneses, era a Italia y al Inter lo que esa temporada era Bojan Krkic a España y al Barcelona. No hubo intenciones de llevarlo a la Eurocopa, pues en Italia no creen en los niños a la hora de jugar las grandes competencias, pero muchos sí quisieron darle la titularidad al hombre record de las inferiores neroazzurras, por encima de Suazo, Crespo, Cruz e incluso el ausente Adriano. El futuro de Mario se veía lleno de gloria, como el de los grandes que debutan aún con el con el biberón en la mano y le pintan la cara a los señores de bigote y canas; Sin embargo llegó Mourinho y, contrario a lo que todos esperabamos, Mourinho prefirió a Adriano, Suazo, Cruz y Crespo por delante del italiano. El efecto Balotelli, que ya no necesitaba tapar lo que venía desde Milannelo, cero y nada, se había acabado. Ya nadie soñaba con la pareja Ibrahimovic-Balotelli y ni si quiera en la Italia Sub 21, donde Mario era el capitán y figura, su nombre mantenía la importancia de antaño al lado de los Foti, Poli, Paloschi, Bolzoni o Santon.

Ahora, el genio de Balotelli se apaga. Un conocido programa de humor le tendía una trampa,
mientras lo entrevistaba en un restaurante. ¿Qué la parecería posar con la camiseta del Milan? le preguntaron. Balotelli se mostró reticente en las imagenes y solo accedió a tenderse la camiseta sobre el pecho, con su nombre y dorsal a la espalda. Pero cuando creía que estaba fuera de cámara, Balotelli se la enfundó sin problemas. Un acto como ese es un pecado de fidelidad al club y las imágenes tuvieron un efecto inmediato. Mourinho decidió apartarlo del equipo temporalmente. Tan sólo 24 horas separaron su contundente “tengo razón y no pienso pedir perdón” de su rectificación pública: “Me disculpo por la situación que se ha creado en los últimos tiempos. Soy el primero en sufrir por ello porque adoro el fútbol y querría jugar. Ahora espero en silencio para poder volver a ser útil a mi equipo". Mourinho le concedió su perdón y fue convocado ante el Bolonia y CSKA.

Pero la gota que colma el vaso la vimos este martes al finalizar el encuentro ante el FC Barcelona. Tras los pitidos de la afición neroazurra, Balotelli no dudó en arrojar su camiseta al suelo, en un gesto de desprecio hacia los tiffosos. Las declaraciones de sus compañeros y directivosno se hicieron esperar. “
Todos los futbolistas han acabado muertos menos Mario, pero luego la culpa es del entrenador. Balotelli ha perdido la cabeza”, esas fueron las duras palabras de su entrenador, Mourinho. "Lo de Balotelli ha sido un suicidio público" dijo su presidente Massimo Moratti, y por último "Balotelli nos estropeó la fiesta", palabras de su capitán, Javier Zanetti.

El niño que debutó con 17 años, cara de niño, pero talento y picardía de viejo, hoy vive sumido en la tristeza. Sabe que tiene los días contados como neroazzurro, y está complicandose la existencia a cada acción. Demasiado talento, poco talante.

miércoles, 21 de abril de 2010

Mourinho y su Trequartista

Trequartista es una palabra italiana que, aplicada al fútbol, infiere una posición de tres cuartos de cancha partiendo desde campo propio. Zona en la que por lo general coincide el juego de los mediocampistas de ataque y los delanteros. Es en ella en la que una nómina inmensa de futbolistas en el Calcio, dotados de magia, técnica e inspiración, labraron su historia. Llamados también enganches o mediapuntas, son por lo general los números 10 en su equipo (de allí que la nomenclatura de este deporte relacionara dicho número con la posición). Páginas enteras se requerirían para describir por completo la historia de los trequartistas italianos, semabrada de nombres de la talla de Mazzola, Rivera o Sívori, pero nos vale con enfocar el último cuarto de siglo. Así como Italia gozó de una triada genial de autores cuatrocentistas (Dante, Bocaccio y Petrarca), también lo hizo con una triada genial de trequartistas: il Pinturicchio, il Codino, il Capitano, y por último un extranjero apadrinado por Mourinho; Wesley Sneijder.

Durante la previa del partido de ayer se habló, se habló mucho. La gente esperaba a Córdoba de lateral con Maicon de interior. Esperaba a un Milito inédito en ataque con Eto'o y Stankovic en el centro del campo. No confiaron en Mourinho. Si algo ha demostrado el portugués a lo largo de su carrera es ser fiel a sus ideas. Pasó de un Inter aburrido con un 4-4-2 con un rombo en el centro del campo, a un 4-2-3-1 con la llegada de Pandev al equipo. Mourinho es tachado de defensivo, pero, ¿realmente lo es?. No. Empataba ante la Sampdoria, con dos hombres menos sobre el campo, ¿metió un defensa?. No. Entró un delantero y el Inter estuvo a punto de llevarse los tres puntos. Eliminatoria ante el Chelsea, ¿salió a defender el resultado en Londres?. No. Se fue hacia arriba y se llevó el partido en su antigua casa. La prensa y muchos aficionados lo acusan por su forma de ser, pero José actua siempre siguiendo un plan. ¿Cuál es la mejor manera de aislar a sus jugadores de los medios?. Siendo él el centro de atención. De cara al público es una persona, con sus jugadores es otra, y entre ellos jugadores ha encontrado a su prolongación sobre el campo, su cerebro, su creador, su "10".

"The Special One", un entrenador que sabe sacar lo mejor de cada uno de sus jugadores. El de Setúbal levantó una orejuda con un equipo como el Oporto. Los líederes de aquel equipo eran Deco y Carvalho, el resto, jugador válidos, pero que no destacarían en ningún otro equipo -como han demostrado Maniche, Costinha, Nuno Valente etc con el paso de los años-. Conocía a la perfección las carencias de su equipo, supo taparlas con las virtudes de un ingenieron como es él, luchó ante las adeversidades hasta vencerlas, y tuvo su premio -no hay que olvidar que en el camino dejó al "Super Depor" jugando con Jaukauskas como delantero centro-. Ahora, en el Inter, ha vuelto a formar un bloque sólido. Una defensa de la que los grandes equipos solo se llevarían a Maicon, pero que funciona. Un mediocentro formado por descartes del FC Barcelona y Real Madrid, pero que trabaja. Junto a Maicon, solo ficharía para mi equipo a los cuatro de arriba, que marcan las diferencias.

El Espanyol enseñó el camino el fin de semana. El Barcelona, en especial Guardiola, no ha sabido crear un plan de emergencia para jugar ante equipos que no dejan a los suyos practicar ese juego que pasa por las botas de Xavi y Messi, y Mourinho lo sabía. La presión de los interistas ahogó a un Barça pobre en juego y en ideas, que se encontró por delante en el marcador en el momento del partido que menos lo merecía. Un equipo como el Inter, con el portugués en el banquillo, es imposible que se venga abajo. Siguió trabajando, robando pelotas en el centro del campo, lanzando contras, presionando arriba, en definitiva, cansando a los de Guardiola, que no lograban pasar de tres cuartos de cancha en ocasión de peligro. Poco tiempo pasó hasta que Sneijder empatara el partido.

El Inter se hacía poco a poco con el partido, con un Barça muy lento en las transiciones ofensivas que se veía completamente anulado. Mourinho tenía el partido como lo quería, el Barça adelantaría las filas, Sneijder encontraría un hueco en la defensa culé, y la contra estaría armada. Esa contra significó el gol de Maicon, que una vez más demostró su potencia llegando desde la zaga. Ayer, el del Inter, ganó la partida a su compatriota Alves. Desde hace mucho tiempo, la defensa del Barcelona era triste, donde solo se salvaba Piqué del mediocrismo que cayó sobre la plantilla. Poco después, otro error de la zaga, y entre Maicon, Sneijder y Milito colocan el 3-1. Más allá de los primeros minutos del encuentro, donde el Inter no había encontrado su sitio, el Barça solo dominó los últimos 15 minutos de partido. Los culés rondaron la portería de Julio César -impecable, por cierto- y el Inter esperaba una contra para maquillar aún más si cabía el resultado, que, finalmente no se movería.

Si este partido ha sido espectacular, no entra en nuestra cabeza lo que veremos en el partido de vuelta en Barcelona. Estoy seguro de que veremos la mejor cara del Barça, el Barça de los primeros 20 minutos en el Emirates y el Barça del año pasado. De lo que si podemos estar más seguros aún es de que Mourinho, de morir, lo hará con las botas puestas. Se vió en Stamford Bridge, y se verá en el Camp Nou.

martes, 20 de abril de 2010

Zoran Tošić, el Diablo zurdo

El fútbol en Serbia está viviendo un renacimiento en los últimos años. Muchos con los jugadores criados en la cantera del país y que salen de sus clubes como futuras estrellas del fútbol europeo. Pero si un club tiene una gran tradición de cantera, es el Partizán de Belgrado, un equipo que llegó incluso a una final de la Champions League, pero que en los últimos años está pasando inadvertido allende sus fronteras. A pesar de no mostrar un gran nivel en el viejo continente, se están convirtiendo en uno de los principales proveedores de jóvenes talentos a los grandes equipos. Jugadores como Simon Vukčević (Sporting Lisboa), Stevan Jovetic y Adem Ljajic (Fiorentina), Miralem Sulejmani, (Ajax de Amsterdam) y por último, Zoran Tošić. Sir Alex Ferguson, siempre atento a la aparición de jóvenes promesas (aunque muchas veces no saque provecho de ellas), puso sus miras sobre éste último, y en el marcado invernal decidió incorporarlo a las filas del equipo de Manchester. Presumiblemente Tošić llegaría acompañado de Ljajic, pero tras unos problemas con el club, Adem prefirió firmar por la Fiorentina en Enero de este mismo año.

Nació hace 22 años (28/04/1987) en Zrenjanin, una localidad serbia. Tošić empezó su carrera en el FK Zrenjanin de su ciudad natal, donde se mantuvo hasta el año 2005. Posteriormente, el Budućnost Banatski Dvor llamó a sus puertas y se hizo con sus servicios. A mediados de dicha temporada, su actual club se fusionó con su ex-equipo, formando el FK Banat Zrenjanin, donde el jugador militó otra temporada más hasta que el grande del país, el FK Partizán Belgrado decidió ofrecerle un contrato profesional en el verano de 2007. Disputó 71 encuentros en el equipo capitolino, anotando un total de 20 goles que llamaron poderosamente la atención de Ferguson. Así pues, en Enero de 2009, Tošić llegaba a Old Trafford tras desembolsar por él un total de 8 millones de libras esterlinas. Tres semanas después de su fichaje, Zoran debutó en la semifinal de la FA Cup ante el Tottenham Hotspurs tras sustituir a Cristiano Ronaldo en el minuto 72. A principios de esta temporada Tošić fue cedido al FC Köln de la Bundesliga, con el que el pasado viernes convirtió los dos goles que dieron la victoria a su equipo ante el Bochum.

Zoran Tošić es un jugador de banda. A pesar de ser zurdo, puede participar tanto por la derecha, buscando el recorte hacia dentro, como por la izquierda. Con 1,71 metros de altura y 69 kg de peso, es un jugador muy hábil en el uno contra uno, muy explosivo y rápido en carrera, prácticamente imparable cuando corre por la banda. A pesar de todo, su especialidad es el golpeo de larga distancia, lo que le convierte un referente en las jugadas a balón parado de cada uno de sus equpos. Tiene mucha confianza en su disparo, y lo demuestra atreviendose a disparar desde cualquier punto del terreno de juego, ya sea por el centro o desde la banda. Le gusta desbordar por la banda y llegar hasta la línea de fondo, lo que le convierte, a parte de un gran goleador gracias a su tremendo disparo, en un asistidor habitual. No se encierra en la banda y suele internarse en el centro, llegando a disputar incluso muchos minutos como mediapunta, aprovechando de esa manera su buen disparo como su gran capacidad de pase a sus compañeros.

A final de temporada volverá a Manchester tras su paso por Alemania y Alex Ferguson podrá contar con otro gran jugador de banda sumado a los Nani y Valencia que ya militan en la plantilla "red". Sea como fuere, el "Teatro de los Sueños" ha encontrado al sucesor de Ryan Giggs por su banda izquierda, un más que digno sucesor que seguro dará muchas alegrías a los aficionados del United.

lunes, 19 de abril de 2010

Christian Eriksen, el objetivo de Wenger

Cuando alguien habla de cantera, rápidamente se nos viene a la mente un club como el Ajax de Amsterdam, un equipo que, a pesar de vender todos los años a grandes jugadores, mantiene intacta su política de formación. Johann Cuyff, Frank Rijkaard, Marco Van Basten, Dennis Bergkamp, Edgar Davids, Clarence Seedorf, Patrick Kluivert, los hermanos Frank y Ronald de Boer, Mark Overmars, Danny Blind, Edwin Van der Sar. El sello del Ajax es una referencia, una marca de fábrica sin parangón en Europa. ¿Cual es su secreto?. Las increibles infraestructuras con las que cuentan "De Toekomst". Su cantera está llena de jóvenes talentos de todo el mundo esperando tener una oportunidad. Y todo esto gracias a los diversos ojeadores de los que dispone el club repartidos por un gran número de ligas. Además, una de las normas de la prolífica cantera del conjunto holandés es promocionar dos jugador al año desde la cantera al primer equipo. Uno de los jugadores promocionados de este año es el jugador en el que nos centraremos, el danés Christian Eriksen (14/02/1992).

Nació hace 18 años en Middelfart, un pueblo danés situado en la Isla de Funem. Comenzó su carrera como futbolista con apenas 3 años en el equipo de su pueblo, el Middelfart G&BK, donde pasó 10 años, desde los 3 hasta los 13. Tras despuntar en el Middelfart, llamó poderosamente la atención de uno de los grandes conjuntos de Dinamarca, el OB Odense (si, aquel equipo que eliminó al Real Madrid en la UEFA con una "cantada" de Cañizares). En su segunda temporada en el Odense fue nombrado "Mejor jugador jóven de la categoría", lo que le valió que grandes clubes del viejo continente pusieran sus ojos sobre él. El Chelsea y el FC Barcelona pujaron con el Ajax hasta el final, pero finalmente el jugador decidió partir hacia Holanda con el deseo de progresar en la que quizás sea la mejor cantera del planeta. Después de dos temporadas en el segundo equipo de los de Amsterdam, Eriksen debutó el de 17 de Enero con el primer equipo en un partido de liga ante el NAC Breda, y desde principios de Marzo es un habitual en el once de Martin Jol, acumulando así un total de 15 partidos con la zamarra 51 de los Ajacied. Su buen hacer en la Eredivisie le ha valido su primera convocatoria internacional de la mano del seleccionador danés Morten Olsen, que lo hizo debutar ante Austria convirtiendose así en el tercer jugador más jóven que debuta en dicha selección.

Christian Eriksen es un centrocampista de clara vocación ofensiva que puede desempeñar perfectamente el rol de mediapunta. Ha sido comparado por su propio técnico con Wesley Sneijder y Rafael Van der Vaart, dos de los mejores jugadores en salir del club en las últmias temporadas, y en su país, como no podía ser de otra forma, ya lo comparan con Michael Laudrup -siempre salvando las distancias con esos tres grandes jugadores-. Es un jugador diestro, aunque maneja perfectamente su pierna izquierda. Destaca por su gran lectura del juego, característica clave para un jugador que ocupa la posición de "10". Se crece con espacios, y tiene una conducción de balón tremendamente elegante. En la frontal del área te puede matar de dos formas, dando el último pase o haciendo gala de un gran disparo, donde mezcla colocación con potencia a partes iguales. Peligroso también en las jugadas a balón parado gracias a esa virtud, le encanta participar en cada jugada de su equipo. No se complica, siempre elige la opción correcta y fácil, aunque en el fútbol hacer lo fácil puede ser lo más complicado. Quizás anda escaso de físico (1,75 metros de altura y 65 kg de peso), pero tiene tiempo de sobra para mejorar en ese aspecto, que no le impide sobresalir cada vez que toca un balón sobre el campo.

Ante una posible salida de Cesc a final de temporada, y con la tremenda lesión de Aaron Ramsey, el técnico del Arsenal, Arsene Wenger, ya ha puesto sus ojos sobre este jóven centrocampista (recomendado por el ídolo del club, Dennis Bergkamp, actual seleccionador de la Sub21 holandesa). La prensa inglesa ya se hace ecos de sus progresos, y hasta hace una semana, su fichaje por el conjunto inglés era un secreto a voces. Pero el pasado 10 de Abril Eriksen firmó un nuevo contrato con el Ajax hasta el 1 de Julio de 2014, alegando que aún tiene mucho que aprender en el equipo de Amsterdam. El Ajax tiene una nueva oportunidad de sacar tajada por un jugador criado en la cantera del club y que llegó a sus filas por una cantidad irrisoria (1 millón de euros) en comparación a la cifra que puden sacar por él. Otro ejemplo más de trabajo, constancia y buenas maneras por parte del jugador y de su club.

domingo, 18 de abril de 2010

Vaya si hay liga...


El Valencia se jugaba certificar su presencia en la Champions 2010/2011. Vital para los valencianistas debido a la crisis económica por la que está pasando el club. El máximo torneo continental ayudaría muchísimo a la entidad y quizá así no tuvieran que vender a sus mejores estrellas. Aún así, viendo todo esto, el Madrid se jugaba todavía más. La credibilidad de un proyecto que no había respondido en las grandes citas, la última bala en el revólver, las otras ya se habían gastado disparando en Alcorcón, Barcelona, Lyon y también hace una semana en el mismo escenario que esta noche evaluaba si el Madrid de verdad podía luchar por la liga. Los anteriores disparos habían sido sobre su propio pie, esta vez fue diferente.

Primera mitad y un Madrid muy distinto a lo que nos tiene acostumbrado. Cuatro líneas de presión que impedían al Valencia desarollar su fútbol. Recordó mucho al partido de ayer en Cornellá, donde un equipo lo puso todo sobre el campo hasta que el físico le dio y otro que se vio incapaz de superar esa presión asfixiante, sin ninguna intensidad y que echó de menos a sus mejores hombres. No porque no estuvieran sobre el campo, que estaban, sino porque es como si no lo estuviesen. Silva apareció en una acción durante los noventa minutos para mandar un extraordinario disparo a la cruceta, ahí se acabó todo. Villa más de lo mismo, solo que sus chuts se fueron muy desvíados. Mata molesto para la defensa blanca pero desacertado y tanto Pablo como Joaquín desactivados por un Marcelo espléndido tanto en defensa como en ataque y que cumplió su mejor partido desde que viste la zamarra blanca.
El primer tanto llegó por la presión ya mencionada que ejercía el Madrid. Balón de César para Bruno, mal control del lateral que aprovecha Guti para robar y mandarle la pelota a Higuaín, que realiza un movimiento de '9' puro para más adelante poner en ventaja a los suyos. Era algo cantado que llegaría el primer tanto porque el Valencia se veía incapaz de hacer nada. En el centro, Albelda estuvo excepcional en lo posicional pero no es un hombre que pueda sacar el balón jugado. Por su parte, Banega se veía demasiado solo en el centro ante la pasividad de un Silva que ofreció escasa movilidad y se quedó arriba, esperando que le llegaran balones en vez de bajar a recibir y ayudar al equipo.


Pasada la primera media hora el Madrid perdió fuelle y el conjunto ché empezó a mandar en el partido. Mata tuvo dos muy claras pero en ambas estuvo lento. Marcelo también merece su reconocimiento, rapidísimo al corte en la segunda ocasión del canterano madridista. Esas dos y la cruceta de Silva fueron las únicas ocasiones de las que dispuso el Valencia a lo largo del choque.

El Madrid, víctima de su propio estado físico, perdió el control del partido y le cedió al cuadro de Emery la iniciativa. El equipo ché se mostró como ayer el Barça, sin profundidad y con sus principales activos muy tapados o desaparecidos. Marcelo secó a Joaquín y con el cambio de Mata el Valencia perdió la banda izquierda, ahí finalizó la profundidad y las opciones de empate que podían tener los de la ciudad del Turia.
Para terminar con su excelente actuación, Marcelo volvió a ser decisivo una vez más. En esta ocasión en ataque, dándole el segundo tanto a Cristiano tras desbordar a Bruno, desacertado durante toda la noche.

La liga se pone bonita de nuevo. Al Barça solo le ha durado una semana la ventaja que ganó en el Bernabéu y ahora debe centrarse en la Champions con el ojo puesto también en las salidas a Villarreal y Sevilla, donde se jugará el campeonato nacional. Por su parte, el Madrid vuelve a creer en la posibilidad de conseguir el título y tiene un calendario bastante asequible. Compren pipas, porque como no lo hagan, con lo emocionante que está esto, se quedarán sin uñas.

Recordad que ahora en Twitter, aparte de a Sergio (cavenamediatica), también me podéis encontrar a mi (Cavernamediatic).

Ganar o ganar

Llegados a estas alturas de la temporada da la impresión de que cada partido es una final, y en realidad, así es. Esta noche el Madrid afronta el que seguramente es el partido más importante en lo que le queda de Liga. El pinchazo de ayer del Barcelona permite a los blancos colocarse a tan solo un punto del cuadro azulgrana en caso de ganar al Valencia, y es una oportunidad que no pueden dejar escapar.

En Almería se vio un Madrid sin las ideas muy claras, partido en dos y dependiendo en exceso de acciones individuales para conseguir llevarse el partido. No fue el día idonéo para ver la reacción del equipo blanco tras la derrota frente al Barça, ya que el encuentro fue muy extraño, con un Almería que optó por no presionar a los jugadores rivales cuando tenían la pelota y que en la segunda mitad usaba una formación parecida a un 1-3-7. El cuadro de Pellegrini tampoco mostró su mejor cara y, pese a que pudo marcar muchos goles, no calló las críticas recibidas tras el clásico. El entrenador chileno, acabando el partido con un trivote defensivo (Alonso - Lass - Diarra) tampoco ayudó en exceso.

Pero ahora llega el Valencia, un equipo irregular y con múltiples bajas pero con jugadores de una calidad magnífica que te pueden ganar el choque en cualquier momento. El cuadro ché viene de pasarle por encima al Athletic en un partido en el que fueron muy superiores a su rival y en el que el canario David Silva mostró todo su repertorio ofensivo anotando dos goles y dándole otra velocidad al fútbol del Valencia.
Pero ya todos sabemos como se las gastan los hombres de Emery en la parcela ofensiva, por ello su mayor preocupación es la defensa. El Valencia llega a Madrid con muchísimas bajas y tan solo tres defensas puros disponibles: Bruno, Alexis y Marchena. A ellos hay que sumarle el jóven Jordi Alba, usado como lateral izquierdo en las últimas fechas, y a Maduro, que también puede actuar de central. Emery tiene dos opciones; la de colocar a Bruno y Alexis de laterales con Marchena y Maduro de centrales, o la de seguir confiando en Jordi Alba como lateral izquierdo, Bruno en la derecha, y Maduro o Marchena acompañando a Alexis en el centro de la zaga.
En caso de confiarle el puesto de lateral a Jordi Alba, el Madrid podría tener un flanco débil por el que atacar y Ronaldo debería caer mucho a banda y buscar el uno contra uno. Lo mismo debió hacer el portugués ante Maxwell hace una semana y apenas lo aprovechó, veremos si esta vez se muestra más inteligente.


Lo que está claro es que el Madrid se juega mucho más que el Valencia. El equipo merengue se muestra muy seguro en su estadio y las últimas salidas del cuadro valenciano no son demasiado buenas. Si a esto le sumamos que los de Chamartín se juegan la liga y el Valencia llega acomodado en la tercera plaza, todo hace pensar que el Madrid se llevará el partido.
Sin embargo, todo depende de la capacidad de asociación que muestren los Banega, Silva, Mata, Villa y Pablo/Joaquín. Los cinco fantásticos deben rendir al máximo nivel si quieren sacar algo positivo del Bernabéu. Sin duda la presencia de Albiol aportará mucha seguridad defensiva al Madrid ya que sin él, Marcelo tendría que ocupar el lateral izquierdo y el Valencia podría hacer mucho daño por ahí.

Una prueba de fuego para Pellegrini y la última oportunidad para engancharse de nuevo a la Liga. En caso de ganar, el Madrid se situaría en una situación de privilegio viendo los desplazamientos que tiene que hacer el Barça y el cómodo calendario merengue. Por otra parte, todo lo que no sea ganar dejaría, esta vez sí, la liga vista para sentencia ya que el equipo catalán tendría que pinchar en las dos salidas que le quedan, algo que se antoja bastante complicado.
To be, or not to be: that is the question.


Aprovecho para deciros que ahora en Twitter, aparte de a Sergio (cavenamediatica), también me podéis encontrar a mi (Cavernamediatic).

El efecto Cappa: La vuelta del Tiki Tiki


Poco tiempo después de su marcha de Huracán, Ángel Cappa desembarca de nuevo en Buenos Aires. En esta ocasión, la situación es antagónica. River Plate uno de los grandes del fútbol Mundial que se encuentra en las horas más bajas de su historias. Necesita un soplo de aire fresco, un soplo que Ángel Cappa puede ofrecer a un equipo que vive con el miedo a perder la categoría.

Si algo ha caracterizado a la liga argentina a lo largo de su historia es lo atractivo del juego desplegado por sus participantes, pero de un tiempo a esta parte, el buen juego ha dejado paso al resultadismo en todo su esplendor, un resultadismo que provoca unos ciclos cada vez más efímeros que apenas tienen tiempo a desarollar su mejor versión.

Cuatro fechas antes del cierre del Torneo Apertura 2009, Ángel Cappa dejó su cargo como técnico de Huracán con apenas 10 unidades en 15 encuentros disputados, regresando asi a España como comentarista en varios medios de comunicación. La relación el Globo -equipo al que llevó a la final del Clausura 2008, donde quedaría subcampeón ante Vélez- se reompía de manera abrupta. Las razones de su marcha fueron claras. Pasó de dirigir a un equipo que practicaba el denominado "fútbol que gusta a la gente", en gran parte gracias a jugadores como Mathias Defederico y Javier Pastore -hoy en Corinthians y Palermo respectivamente- a tener en sus manos una plantilla con un talento muy limitado con las seis importantes salidas que sufrió el club antes del comienzo del Apertura. El viento venía de cara y Cappa decidió renunciar. Sus palabras en su salida de Huracán fueron muy polémicas. Abandonó la entidad diciendo que "su Tiki Tiki era lo mejor que le había pasado al fútbol Argentino en los últimos 20 años".

La prematura vuelta de Cappa al campeonato argentino me parece una noticia positiva. En primer lugal, vuelve a dar prestigio a una de las ligas más atractivas de sudamérica, además de ello, dirigirá a uno de los clubes más prestigiosos de América Latina que, mientras vemos como finaliza el Clausura 2010, espera al próximo campeonato, que puede ser la campaña más angustiosa de la historia contemporánea de los Millonarios.

La federación creo el sistema de promedios con el fín de mantener a los grandes clubes en la máxima categoría, pero esta vez la solución se ha vuelto en sus contra. Para que un equipo descienda al Nacional B es necesario completar tres años completos de malos resultados. Pese a la obetención del título de liga de 2008 de la mano de Diego Simeone, River deberá esperar al próximo Apertura para conocer su futuro más próximo.

Ángel Cappa se enfrenta así a una prueba de fuego. Su misión está clara, alejar al equipo de la zona baja y conseguir el mayor número posible de puntos de aquí en adelante para conseguir su meta. Los aficionados Millonarios estarán ilusionados con la llegada de un técnico que practica un juego vistoso, una afición acostumbrada a vivir tardes de buen fútbol, pero que a partir de ahora vivirá pendiente del resultado y no del juego que practique su conjunto. No está seguro si River ha elegido el momento apropiado para firmar a Cappa. En un momento de estabilidad en el equipo del barrio Núñez, el fichaje del técnico no hubiese generado sorpresas, pero en un momento tan convulso como el actual, es normal que el aficionado millonario dude. Cappa siempre ha manifestado que la manera más fácil de llegar a la victoria es practicando el fútbol bien jugado -entiendiendo esta definición como el fútbol de toque y elaboración-. El debate que se abre a partir de ahora es ¿Cuánto tiempo tendrá Cappa para desarollar ese fútbol bien jugado y al mismo tiempo conseguir buenos resultados?. De momento, los de la franja roja han puesto la primera piedra en este proyecto tras remontar el gol de Federico Higuain en el partido de esta noche ante Godoy Cruz. Con la entrada de Bounanotte, el equipo ganó en creatividad e hizo que la defensa de Godoy fuera incapaz de fijar las referencias en la defensa.

Cappa sabe lo que es el fútbol, sabe de fútbol, sabe transmitir sus ideas y aún conserva la vocación y la ilusión de enseñar.

sábado, 17 de abril de 2010

La cara y la cruz

Extraño es que Guardiola no dijera en la previa aquello de "este es el partido más importante de la temporada", porque sin duda era uno de los vitales. Ganar en Cornellá hubiese supuesto un golpe total y dejaría sentenciada la liga en favor de los azulgrana. Si hoy el equipo catalán hubiese sumado los tres puntos (contando con que ganará contra Xerez, Tenerife y Valladolid en casa), solo le hubiese quedado vencer al Villarreal o al Sevilla en sus estadios para terminar con uno de los campeonatos más peleados de la historia. Pero no consiguieron ganar y ahora, aunque todavía dependen de si mismos, se complica mucho el título.

En la primera parte pudimos ver a un Barça contranatura, sin conseguir tener el balón y maniatado ante un Espanyol que practicó un fútbol muy inglés (haciendo gala de un estadio precioso, muy parecido a los de las islas), de intensidad total, rápidos ataques y fútbol directo. Estaba claro que este partido suponía algo muy especial para los periquitos, que dieron todo lo que tenían dentro durante los noventa minutos ante un Barcelona incapaz de crear fútbol. Esto se debió, en parte, al gran plan diseñado por Pochettino para secar a Xavi, consiguiéndolo a la perfección y anulando así el juego de su rival.
Sin el de Terrasa, el vigente campeón tuvo que recular para intentar evitar una y otra vez las envestidas de un Espanyol soberbio que en la primera mitad mereció irse por encima en el marcador y que si no fuera por Victor Valdés, espléndido un día más, lo habría conseguido. Es de alavar el carácter que mostró el cuadro blanquiazul, pero también criticable el hecho de que no salgan así en todos los partidos. El equipo periquito mostró hoy su mejor cara compitiendo de tú a tú con el mejor equipo del mundo y poniéndole en serios apuros. Después de este encuentro creo que nadie duda de que si el equipo se tomara así el resto de encuentros, estaría luchando por cotas mucho más altas.
La alineación del Barça tampoco ayudó. Con Maxwell de extremo nunca creó peligro por esa banda y Messi era un islote arriba que no contaba con su socio favorito, tapado a la perfección por los centrocampistas del Espanyol. Además, Pedro tampoco aportó nada y Touré ralentizaba el juego cada vez que el balón pasaba por sus pies. Lo único realmente destacable fue el partidazo de Piqué, recuperando el nivel de la temporada pasada en estos últimos partidos, y el ya mencionado Victor Valdés.

En la segunda la cosa cambió, el cuadro culé se fue haciendo poco a poco con el esférico y su juego creció. Sin embargo, la falta de profundidad en las bandas y la ausencia de un delantero centro facilitaron mucho las cosas a la defensa local, que nunca pasó demasiados problemas y le dio una tarde muy tranquila a Kameni. Los tres meses y medio que lleva el Espanyol sin encajar un gol en casa es algo muy destacable, muestra del buen trabajo defensivo del equipo y de la seguridad que muestra en su estadio.
Los cambios en el equipo azulgrana tampoco fueron los mejores y el Barça no consiguió crear peligro. Keita no cambió en exceso lo hecho por Touré y Henry demostró una vez más que está muy lejos de ser ese hombre que marcaba diferencias la temporada pasada. El francés pasa seguramente por su peor momento desde que es futbolista y parece que cada día le queda menos en el equipo. Sin duda alguna, la banda debe de ser una prioridad a reforzar de cara verano.
Tras la expulsión de Alves ocurrió ese extraño suceso que a veces cambia los encuentros. El Barça pasó a jugar mejor con diez que con once, Busquets retrasó su posición y junto a Pique ofrecieron una salida mucho más limpia de balón, lo que permitió a Xavi aparecer más en el choque. Con Henry de delantero fijando a los centrales, Messi pudo moverse mucho más por todo el campo y el peligro empezó a llegar. Nadie puede entender que el argentino se quedara en la posición de '9' durante 70 minutos cuando los centrocampistas estaban tan pendientes de Xavi y en la banda izquierda espanyolista se encontraba Dídac, un lateral que mostró buenas maneras pero que no deja de ser un novato en Primera División.

Del partido se pueden sacar muchas conclusiones. Por ejemplo, que el Espanyol es un equipo tremendamente competitivo cuando lo pone todo sobre el campo. Que tapar a Xavi puede decidir un partido, en el Calderón estuvo cubierto por Assunçao y el Barça perdió, hoy ha ocurrido lo mismo y el cuadro catalán se deja otros dos puntos. Que Messi no puede jugar como 9 referente porque sin espacios no es un jugador tan desequilibrante. Que Maxwell no es extremo y que no crea peligro cuando actúa ahí. Que Bojan debe estar muy por encima de Henry en la lista de preferencias por mucho que haya sido el francés.
Podría seguir porque el partido del Espanyol ha sido brillante y el del Barça bastante deficiente, pero basta con decir ambos equipos han hecho un trabajo muy diferente. Seguro que Mourinho habrá tomado nota.