lunes, 7 de junio de 2010

Otro Marcelo revoluciona Chile

Categories: , , , , ,


Iván Zamorano o Marcelo Salas han dado paso a una nueva generación, la generación Bielsa. A las órdenes del técnico argentino Chile volverá a una cita mundialista desde que lo hicieran por última vez hace doce lejanos años.

Tantos años alejados de la élite futbolística han dado para mucho en el país andino. Más decepciones que alegrías han obligado a Chile a dar un giro a la concepación del fútbol para muchos de los jugadores y aficionados. Chile ha vuelto a nacer como selección gracias al atrevimiento de Marcelo Bielsa, principal protagonista por encima incluso de los propios jugadores militantes en el combinado. Su atrevimiento va más allá de un preciosista y enrevesado sistema de juego -del que hablaremos más adelante-. Ha dado la responsabilidad y el peso de la selección a los jóvenes que triunfaron en Mundial de Canadá allá por el año 2007 lo que se ha visto traducido en un rejuvenecimiento total de una plantilla que roza los 25 años de edad media. Bielsa ha convencido a toda una nación que más allá de algún título internacional a nivel de clubes nunca ha resultado una potencia a escalas mayores. Ahora el país adora a su seleccionador. Chile es Bielsa y el argentino sabe corresponder.

La selección chilena es un combinado creado para gustar y gustarse. La posesión y el buen trato de la pelota son sus armas más potentes desde el 3-4-3 -y sus variantes- ideado por el maestro Bielsa desde su llegada allá por el año 2007. Cabe recalcar que el sistema de esta selección de Chile nunca es fijo. La movilidad es la premisa más clara lanzada por el argentino desde el banquillo y es complicado que un partido finalice con las mismas posiciones con el que salió desde el pitidio inicial. La idea de los chilenos es sacar siempre el balón a ras del pasto desde la zaga. No se suelen apreciar lanzamientos en largo. Bielsa cuenta con centrales de calidad como puede ser Arturo Vidal, que quizá sea el jugador con más versatilidad de la plantilla. A pesar de ser un combinado muy sólido defensivamente, los balones a la espalda de los interiores -no confundir con delanteros caídos a banda- pueden ser letales para una selección donde los centrales suelen descuidar los laterales. El fútbol que ha implantado Bielsa pasa por una rápida transición ofensiva en la constante busqueda de los espacios en campo rival aprovechandose de las calidad técnica de sus jugadores más creativos. A pesar de que una de las principales premisas de Marcelo es el jugar siempre con un defensa más que delanteros tenga la selección rival, otro de los ítems a tener en cuenta es las ayudas. Es fundamental para la defensa chilena las ayudas de los jugadores de la línea medular -excluyendo a la punta del rombo creado en esa fantasiosa línea de 4 jugadores-. Así pues, Chile nunca deja de lado la defensa provocando una superioridad constante a la hora de parar las ofensivas contrarias.

Analizando los mimbres de "La Rojita" posición por posición se debe comenzar por Claudio Bravo, el principal candidato a defender la portería chilena. No llega en las mejores condiciones físicas a la cita mundialista pero nadie duda de su efectividad a la hora de liderar al equipo desde la zona más retrasada del sistema táctico. Si hablamos de Claudio Bravo debemos destacar su agilidad y constante comunicación con sus jugadores desde una panorámica más amplía de la que el resto de sus compañeros poseen como es la portería. Bravo es el lider y actúa como tal. Bielsa confía en él como su prolongación sobre la moqueta como ha demostrado en la fase clasificatoria donde el de la Real Sociedad, a pesar de no militar en una división puntera de uno de los grandes núcleos futbolísticos europeos ha sido indiscutibles en los 18 encuentros que disputó Chile.

Bravo cuenta por delante -normalmente- con una línea de 3 defensas centrales. Como se dijo anteriormente, el sistema Bielsa no es conocido por ser un sistema fijo, si no todo lo contrario, por lo que en ciertas fases del encuentro -o incluso desde su inicio- podemos comprobar como la defensa pasa a un dibujo formado por cuatro jugadores dejando de lado el 3-4-3 para convertirse en un 4-2-3-1, muy utilizado por el argentino con el marcador a favor o ante rivales de mayor entidad como lo pueda ser España en la primera fase. Centrándonos en la posibilidad de una defensa de tres, Bielsa tiene claro los elegidos. El jóven Gary Medel es un ejemplo más de la versatilidad que ejerce el técnico argentino sobre sus pupilos. Medel, que en Boca es utilizado como mediocentro pasa a ser el jugador clave en el flanco derecho de la línea de tres. No es un jugador que destaca por un físico prodigioso pero siempre se muestra expeditivo y agresivo. En ciertas ocasiones demasiado. Waldo Ponce es el eje -ya sea en el dibujo de la línea de tres o en la variable con cuatro defensores- de la defensa chilena. Su lectura de los partidos le ha convertido en esencial para Bielsa y su juego aéreo es tremendamente explotado tanto en defensa -donde es el jugador con más centímetros- como en las jugadas a balón parado. Presumiblemente el elegido para ocupar la parcela izquierda de la defensa será Gonzalo Jara. En inglaterra es habitual verle por el lado derecho, pero Bielsa, que exprime las cualidades de sus jugadores al máximo le ha encontrado su sitio en la siniestra.

Humberto Suazo estaba llamado a ser la referencia ofensiva de Chile, pero su lesión ha precipitado un cambio que no solo afecta a la delantera sino que el rombo formado en la medular se ha visto alterado. Carmona aparece como el favorito para ocupar el mediocentro en parte debido a su elevada interpretación del juego y su fenomenal distribución de la pelota. El de la Reggina es uno de los jugadores que más dudas generan -y no precisamente a Bielsa- por pertenecer a un equipo que ha estado a punto de perder la categoría en el segundo escalón del fútbol transalpino. El efectó dominó creado tras la lesión del "Chupete" puede dar lugar a la aparición de Orellana como interior en la zona izquierda adelantando la posición de Beausejour. El del Xerez ha sorprendido gratamente al seleccionador en los preparativos disputados en estas fechas llegando incluso a participar en dos encuentros en el mismo día. Vidal, con más nivel que alguno de los elegidos por Bielsa puede ser el sacrificado dejando la banda derecha para el "Chino" Millar. El sentido táctico y la lectura del juego es esencial para el argentino y el de Colo Colo gana la partida al maravilloso jugador del Leverkusen. Las principales dudas llegan en la mediapunta, probablemente la posición más especial de este sistema. Y como posición especial debe de ser ocupada por un jugador especial. El irregular Valdivia, lo más parecido que podemos encontrar en Chile a Guti le ha ganado terrano a Matías Fernández y su inclusión en el once -a pesar de sus problemas de disciplina sobre el campo- es vox populi.

Como dijimos, la lesión de Suazo ha creado una especia de "efecto dominó" en el dibujo posicional de Bielsa que ha visto como se quedaba sin su delantero referencia. Alexis Sánchez, "el chico maravilla" y principal estandarte de la nueva generación de futbolistas chilenos será, con casi total certeza, el delantero de Bielsa. El del Udinese es un jugador distinto, especial, delicioso para el espectador. Las pruebas que le han colocado como referencia han dado sus frutos. Su capacidad para crear espacios no tiene nada que envidiar a la de Suazo y se puede afirmar que su relación combinativa supera a la del jugador del Zaragoza. De esta manera el potente Beausejour se ha ganado su posición en la zona izquierda del ataque relegando al irregular Mark González a la derecha. La posición de banda inversa para González puede ser un arma de doble filo para Chile. Su capacidad de disparo es asombrosa y combinada con sus diagonales interiores puede resultar letal, pero sus asistencias pasarán a un segundo plano al no ser poseedor de un gran manejo de la pierna derecha.

Hablamos de Chile. Un país que sufrió una revolución con Marcelo "El Matador" Salas y que de nuevo, de la mano de otro Marcelo, desprende esperanza por sus poros. Una nación, una identidad, un color y un hombre. Marcelo Bielsa.

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

1 Response to Otro Marcelo revoluciona Chile

7 de junio de 2010, 23:00

La verdad es que habra que ver como se reponen a jugar dos partidos sin Suazo.

Cuando jugaron contra España en el Madrigal, me gustaron mucho, una selección muy joven y que maneja muy bien el juego y el tiempo.

Para mi puede ser una de las sorpresas.

Un abrazo

Publicar un comentario en la entrada