miércoles, 9 de junio de 2010

Sudáfrica 2010: Grupo G

Categories: , , , , , ,


El Grupo G es, sin duda alguna, uno de los más interesantes del Mundial, por no decir el que más. Es el denominado Grupo de la Muerte, ya que en él se han visto colocadas tres selecciones de gran nivel y de las que se esperaba mucho en esta Copa del Mundo; Brasil, Portugal y Costa de Marfil. Lo que es seguro es que al menos una de ellas dirá adiós antes de tiempo a esta aventura en Sudáfrica.
En situaciones normales, Brasil y su nuevo fútbol deberían ser los líderes incontestables de este grupo, ya que se han mostrado como un bloque muy seguro y casi imposible de doblegar. La segunda plaza debería estar entre Portugal y Costa de Marfil. Ninguna de las dos selecciones ha conseguido hacer un gran fútbol en la fase de clasificación pero en sus plantillas cuentan con jugadores de primer nivel mundial, así que son de esos combinados capaces de ganarles a cualquiera en 90 minutos. La apuesta portuguesa parece más segura pese a su complicada clasificación ya que no se sabe todavía en que condiciones llegará Didier Drogba a Sudáfrica. Los lusos también tienen la baja de Nani, pero éste no es la estrella de su país como si lo es Drogba.
En último lugar esta Corea del Norte, con su apuesta ultradefensiva en busca de llevarse algún punto porque para ellos el premio es haber llegado hasta aquí. Con su férrea defensa intentará poner en aprietos a alguna de las selecciones más potentes del mundo, pero el objetivo de conseguirlo se presenta realmente complicado.


Brasil

Brasil y su fútbol es una contradicción en si mismo. Son la mejor selección del mundo según el Ranking Fifa, desde la llegada de Dunga han ganado la última Copa América y la Copa Confederaciones además de clasificarse para el Mundial como primera del grupo sudámericano. Sin embargo, Brasil no sonríe. Brasil no baila. Brasil no es feliz. Y no es feliz por culpa del hombre que les ha llevado a sus últimos éxitos deportivos, su seleccionador.
Desde su llegada al cargo, el ex-capitán de la canarinha ha llevado a cabo una serie de decisiones que nunca habíamos visto en el fútbol brasileño. Dunga ha renunciado al ataque total, a la magia, a las sonrisas dibujadas de los niños cuando veían jugar a su selección por algo tan simple y tan importante como son las victorias y los títulos. Muchas cosas se le podrán reprochar al seleccionador, pero nunca que no ha conseguido todo lo que se ha propuesto.
Su decisión de contar con un grupo determinado de jugadores de perfil trabajador y defensivo dejando en el camino a futbolistas como Ronaldinho, Ronaldo, Adriano, Roberto Carlos o no contar con jóvenes promesas como Neymar o Ganso le han llevado a armar un bloque compacto y dificilísimo de superar, segurísimo atrás y que tiene en las contras su mayor opción de peligro.
En la línea de cuatro defensas, es Maicon quien tiene cierta libertad para subir al ataque. Las dudas en el lateral izquierdo parece que se van resolviendo y Michel Bastos tiene todas las papeletas para ocupar esa demarcación. Para cubrir las subidas de estos dos hombres, Dunga opta por colocar un doble pivote defensivo formado por Gilberto Silva y Felipe Melo, dos futbolistas a los que les cuesta horrores crear fútbol pero que son perfectos para lo que su entrenador pide; colocación, robo y rápida distribución hacía uno de los atacantes para montar el contraataque lo más rápido posible. Ramires y Dani Alves se repartirán la última plaza de un centro del campo completado por Kakà y Robinho dejando de este modo al goleador Luis Fabiano arriba.
Como decíamos, Brasil es un equipo con una capacidad impresionante para esperar atrás sin conceder espacios, robar y hacer rápidas salidas comandadas por Robinho y sobretodo por Kakà, único en este tipo de jugadas y cuya recuperación será vital para las opciones de su selección tras una temporada decepcionante en el Real Madrid.
Puede que Dunga no juegue todo lo bonito u ofensivo que al país le gustaría, pero seguro que si consigue ganar la Copa del Mundo, nadie se acordará de eso. Solo le darán las gracias por haberles hecho las personas más felices de la tierra.

Portugal

La fase de clasificación del equipo luso generó muchas dudas en el mundo del fútbol y es que después de conseguir tan solo 6 puntos de los primeros 15, parecía imposible que Portugal se metiera en el Mundial. Sin embargo, el equipo de Queiroz reaccionó y, aunque tuvo que acudir a la repesca para enfrentarse a Bosnia, finalmente consiguió el billete para Sudáfrica dejando fuera a la Suecia de Zlatan Ibrahimovic.
Aún así, las dudas sobre el equipo de Cristiano Ronaldo todavía no se han disipado, y el rendimiento de la estrella lusa con su selección tampoco ayuda demasiado. Es cierto que en los partidos importantes de la fase de clasificación apareció más y contribuyó con el equipo, pero hace más de un año que Cristiano no marca un gol con Portugal. Y eso, una selección con la ausencia de un '9' como es la portuguesa, lo nota demasiado. La participación del jugador del Madrid en el fútbol de su selección y sobretodo, su presencia para definir en los últimos metros, parecen claves para el devenir de Portugal en el Mundial de Sudáfrica. Su país le necesita para llegar lejos, él lo sabe y estos son los retos que le gustan. Además, todavía no se ha mostrado como debería un jugador de su categoría en una competición importante de selecciones y seguro que le tiene muchas ganas a este evento.
Por otro lado, parece seguro que Queiroz ha olvidado su 4-4-2 y finalmente alineará un 4-3-3, que es el esquema que le acompaño en la repesca contra Bosnia y en el partido frente a Hungría. La recuperación de Pepe es vital para el centro del campo, así como que Deco vuelva al nivel de principio de temporada. El futbolista del Chelsea será el encargado junto a Meireles de crear el fútbol portugués para que los Ronaldo, Simao (titular por la lesión de Nani) y Liedson puedan marcar diferencias arriba.
Será vital la primera jornada para los portugueses. En caso de ganar a Costa de Marfil todo será muchísimo más fácil y casi aseguraría su presencia en Octavos ya que el encuentro ante Corea del Norte debería ser un paseo.
Posible rival de España en Octavos de Final si todo se desarolla según lo previsto.

Costa de Marfil

La selección marfileña puede ser la más díficil de analizar de las treinta y dos que participarán en el Mundial. Por qué? Pues porque desde la llegada del nuevo seleccionador, Sven Goran Eriksson, Costa de Marfil no ha jugado ningún partido con lo cual cualquier cosa que haga en Sudáfrica será algo totalmente nuevo.
De todas formas, lo más lógico sería seguir el método de su predecesor, Vahid Halilhodzic, cuya fase de clasificación fue espectacular sumando 28 puntos en 12 partidos y acabando imbatido (8 victorias y 4 empates). El franco-bosnio utilizaba un 4-3-3 que dependia en demasía de sus atacantes, muy veloces en las alas y con una bestia física como es Drogba como referencia y estrella. El pichichi de la Premier fue también el máximo goleador de su combinado en la fase de clasificación y en la recuperación de Didier están muchas de las esperanzas marfileñas de conseguir el pase a Octavos de Final.
Para conseguirlo, deberán mejorar en defensa y funcionar mejor como equipo, ya que tanto centrocampistas como laterales se van arriba con demasiada frecuencia haciendo que el equipo se parta en dos durante muchas fases del encuentro, sobretodo en las segundas partes. Para resolver este tipo de cosas, nadie mejor que un estratega como es Eriksson, en entredicho por sus últimos proyectos al frente del Manchester City y la selección de México, dos fracasos bastante sonados.
Lo que está claro es que Costa de Marfil no tiene demasiada suerte. En 2006, cuando participaron en su primer Mundial, se vieron encuadrados en un grupo donde también estaban Argentina y Holanda. Ahora de nuevo le toca enfrentarse a dos candidatos al título como son Brasil y Portugal.
El mejor aval, como decimos, es su poder ofensivo y es que la selección marfileña nunca se ha quedado sin marcar en un partido mundialista.

Corea del Norte

Al analizar a Corea del Norte podemos decir sin temor a equivocarnos que es un equipo extraño. Primero, porque las alineaciones no las hace el entrenador, sino el Presidente del Comité de Defensa norcoreano (conocido como el Gran Dirigente). Y después, porque en su único Mundial consiguió llegar a Cuartos de Final (Inglaterra'66) eliminando a Italia en Octavos.
Ha sido una de las grandes sorpresas de la fase de clasificación, consiguiendo meterse en su segunda Copa del Mundo por encima de selecciones del nivel de Arabia Saudí o Irán, más acostumbradas a este tipo de eventos.
Para clasificarse, el entrenador Jon-Hun Kim ha experimentado con una táctica ultradefensiva compuesta por 5 defensores y 3 mediocentros defensivos dejando tan solo a dos hombres arriba, de los que uno de ellos (normalmente Yong-Jo Hong, la estrella del combinado) cae a banda. Con este esquema, no es extraño ver a los once jugadores por detrás del balón e incluso ver a ocho en la frontal del área con el único objetivo de no encajar goles, robar el balón y dársela a los veloces delanteros para que estos intenten marcar. Algo parecido a Brasil, pero con una apuesta mucho más defensiva y con menos recursos. La mejor manera de hacerles daño es colgar balones desde las bandas debido al mal juego aéreo de su portero titular, Myong-Guk Ri.
Pese a todo, y ante lo que pueda parecer, cabe decir que puede ser una selección interesante de observar. Funcionan muy bien como bloque y son muy sacrificados. No es fácil hacerles gol y en su convocatoria hay jugadores interesantes como el centrocampista Kuk-Jin Kim, o los delanteros Yong-Jo Hong o Tae-Se Jong (apodado el Wayne Ronney asiático).
Además, presentan un bloque muy jóven con varios de los jugadores que representaron a la selección sub-20 en el Mundial de Canadá.
Lo normal es que los coreanos pierdan los tres partidos y es posible que su casillero de goles acabe a cero, pero quizá su apuesta funcione y sean capaces de luchar con Brasil, Portugal o Costa de Marfil. Hay que decir que la suerte tampoco ha estado de su lado en el sorteo de los grupos y que quizá en otro hubiese tenido más posibilidades.

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

No Response to "Sudáfrica 2010: Grupo G"

Publicar un comentario en la entrada