sábado, 29 de mayo de 2010

Sudáfrica 2010: Grupo B

Categories: , , , , , ,

El Grupo B es, seguramente, uno de los más díficiles de analizar de todo el Mundial. Y lo es, básicamente, porque cualquier cosa que pase no va a sorprender a nadie. No es descabellado pensar que cualquiera de las cuatro selecciones se puede plantar en Octavos de Final, como tampoco lo es pensar que cualquiera puede caer eliminada. A priori Argentina parece favorita por la innegable calidad que tienen sus 23 seleccionados, pero las dudas que ha despertado en los últimos meses hacen que nadie de por segura su presencia en la siguiente ronda.
Si diéramos por hecho que la albiceleste pasará como primera de grupo, la segunda plaza se resolverá en una ardua lucha entre tres selecciones con un nivel muy parejo; Nigeria, Corea del Sur y Grecia. Todas tienen posibilidades y si bien el grupo no parece que vaya a deparar partidos para el recuerdo de los amantes a este deporte, sí que está asegurada la lucha y la emoción.

Argentina

Seguramente Argentina sea, de las grandes selecciones que acuden a la cita, la que más dudas ofrece en cuanto a su rendimiento. Pensar en los sudamericanos es pensar en dudas e incertidumbre. Es la única selección a la que nadie le sorprendería verla fuera a las primeras de cambio ni tampoco verla en la final del 11 de Julio.
Con jugadores de la talla de Messi, Tévez, Mascherano o el reciente campeón de Copa de Europa Diego Milito, no hay dudas en que hay calidad de sobra para hacer algo grande. El problema viene cuando miramos al banquillo y a las sensaciones vislumbradas en la fase de clasificación. Y es que Maradona aún no ha encontrado la tecla para hacer funcionar a su selección. Después de llamar a casi un centenar de futbolistas, Diego aún no tiene claro (ni mucho menos) un once tipo con el que encarar el Mundial. Además, la baja de Riquelme (peleado con el seleccionador) provoca que salgan a la luz las carencias de un equipo al que le falta fútbol y organización.
Como puntos fuertes podríamos ver la lucha característica de los argentinos o la calidad de sus hombres ofensivos.

Corea del Sur

Pese a sus siete participaciones en Mundiales, los asiáticos solo han sido capaces de superar una vez en su historia la Primera Fase de la competición. Fue en el de hace ocho años, organizado por ellos mismos, y bajo una gran polémica arbitral en cada encuentro. En aquella ocasión consiguieron un dignísimo cuarto puesto y aunque nadie se espera que esta vez lleguen tan lejos, a nadie le sorprendería ver a Corea del Sur en Octavos de Final. El de Sudáfrica será el séptimo Mundial consecutivo de los sudasiáticos y esto les ha ido aportando experiencia en esta clase de citas.
Los números no son para echar cohetes (4 victorias en 24 partidos mundialísticos), pero el grupo dirigido por Huh Jung-Moo tiene jugadores de calidad y que pueden decidir partidos. Al conocido Park Ji-Sung debemos sumar al veteranísimo portero Lee Woon-Jae, al prometedor Lee Chung-Yong (Bolton) o al jugador más desequilibrante del equipo; Park Chu-Young.
Sus puntos fuertes serán su peligro a balón parado, su fuerza mental y la rapidísima transición defensa-ataque que han demostrado en la fase de clasificación. Sin embargo, en una competición como el Mundial, que se decide por pequeños detalles, la fragilidad defensiva de Corea del Sur puede ser una losa demasiado pesada.

Nigeria

Lejos queda ya la época de los Kanu, Oliseh, Okocha y compañia. Nigeria dista mucho de ser una selección tan temible como era aquella y ha ido perdiendo terreno en el continente africano en favor de Camerún, Costa de Marfil, Argelia o Ghana.
Sin embargo, la selección dirigida por Lars Lagerbäck tiene futbolistas a tener en cuenta con unas facultades físicas impresionantes. Los Yobo, Obi Mikel, Etuhu, Yakubu, Martins o los hermanos Uche son futbolistas con gran experiencia en el continente europeo y acostumbrados a partidos contra los mejores equipos del mundo.
Sus puntos fuertes son la fuerza física que disponen y su velocidad. En esas dos características basan su juego y, aunque les cuesta sacar resultados, siempre son un peligro para el rival.
Aún así, los nigerianos deben mejorar táctica y técnicamente si quieren hacer algo en Sudáfrica, sobretodo en el apartado defensivo.
Un dato para la esperanza: En dos de sus tres participaciones en Mundiales, la selección nigeriana consiguió pasar a Octavos de Final.

Grecia

La selección helena vuelve a una cita mundialista dieciséis años después de su primera y única participación hasta el momento. No guardan muy buenos recuerdos los griegos de Usa '94 ya que se fueron del torneo sin conseguir ni un solo punto, con ningún gol a favor y una decena de ellos en contra.
A Otto Rehhagel se le acaba el tiempo y tras no clasificarse para Alemania '06 y hacer el ridículo en la Eurocopa de Austria y Suiza (fue el peor equipo del torneo con 3 derrotas y tan solo un gol a favor), parece que la federación no está dispuesta a aguantar otro fracaso.
A nivel futbolístico, el estilo heleno sigue siendo el mismo que les llevó a la gloria hace seis años; solidez defensiva, confianza en su guardameta y la teoría de que en el fútbol es suficiente con un solo gol para ganar partidos (y a veces incluso no hace falta ni eso).
Los Tzorvas, Kyrgiakos, Karagounis, Katsouranis, Samaras, Charisteas o Gekas son la gran esperanza griega para conseguir su primer gol en un Mundial, su primera victoria y, porque no, el pase a Octavos de Final.

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

1 Response to Sudáfrica 2010: Grupo B

30 de mayo de 2010, 13:03

Creo que Argentina se puede hacer fuerte este grupo B. Nigeria y Corea tienen también problemas pero menos calidad, y Grecia lo que tiene es que sabe jugar con el marcador, pero en un 3er partido será complicado que puedan especular. Hasta les puede valer un empate de esos.

Luego en los cruces será otra cosa para Argentina, aunque con poco se pueden meter en 1/4s o semifinales porque la parte alta del cuadro apenas tiene 4-5 selecciones realmente importantes.

Para mí aquí pasan Argentina y Grecia.

Publicar un comentario en la entrada