domingo, 11 de abril de 2010

El madridismo después del Clásico

Categories:

El partido del sábado dejo un mal sabor de boca a los aficionados merengues. Vieron como su equipo fue incapaz de hacer daño al mejor FC Barcelona de toda su historia. La afición tenía esperanzas de sacar algo positivo del encuentro, de encontrar un resquicio de luz y esperanza que ayudará a sobrellevar una temporada marcada por los fracasos, tanto en Copa del Rey como en Champions. Llegaron al estadio y comenzaron a animar a su equipo. Sacaron las camisetas, las bufandas y las banderas. En su cara se leía la ilusión con la que afrontaban un encuentro que, esta vez, parecía prometer espectáculo por parte de los dos equipos.

Llegó el partido y los jugadores saltaron al terreno de juego. Al madridista le comenzaba a correr la adrenalina, pero, el primer fallo del club merengue, fue no poner el himno de toda la vida: “Las mocitas madrileñas”. El himno, lento y aburrido, de centenario blanco, sonaba en el estadio. Los jugadores se posicionaban sobre el terreno de juego y el árbitro señalaba el inicio.Los aficionados veían como su equipo apretaba y presionaba el juego del Barcelona, haciéndole perder el balón muy cerca de su propia área. Sin embargo, los disparos no llegaban. Solo Marcelo y Cristiano fueron capaces de hacer soltar al respetable un grito de ánimo con dos regates sobre jugadores blaugranas.
Y el madridismo se apagó en el minuto treinta y dos. Un, éste sí, galáctico Xavi le daba una asistencia de gol a Messi. El jugador argentino, que está en un momento de forma inmejorable, marcaba el primer tanto evitando la salida de Casillas.
La primera parte finalizaba con el marcador en contra. Los madridistas iban a los lavabos y a los bares en busca de algo con lo que saciar la sed y el hambre. Pero, más que saciar esas necesidades, buscaban quitarse de encima esa ansiedad por ver como su equipo no conseguía proyectar ni una sola jugada de peligro sobre la meta de Víctor Valdés.
Todos volvieron a sus asientos, esperando a que Pellegrini fuera capaz de subir la moral a los suyos y conseguir ver una nueva remontada, pues ya llevaban tres seguidas, en la catedral blanca, en el Santiago Bernabéu.

El comienzo de la segunda parte no fue nada halagüeño. La afición recibía un nuevo mazazo. El gol de Pedro dolió a la afición, incapaz de reanimarse hasta que Guti entró al campo y el público aplaudía a la espera de que, de nuevo, el Maestro Gutiérrez, como le llaman algunos, sacará uno de sus pases entre líneas. Y lo sacó, pero Van der Vaart, por un motivo que no alcanzo a entender, disparo al muñeco, encumbrando, aún más, la figura de un Víctor Valdés que, por lo hecho durante esta temporada, merece más que ningún otro portero ir al Mundial de Sudáfrica.
Los disparos del Real Madrid seguían sucediéndose. Las ocasiones llegaban. Incluso un gol anulado, correctamente, a Raúl González, hizo que los aficionados aún creyeran en una épica cuasi imposible. Benzema cabeceaba fuera. Cristiano parecía querer un balón para sí solo. Y Guti desaparecía después del pase a Van der Vaart.

El árbitro señaló el final. Muchos aficionados merengues ya se habían ido del estadio. Los que quedaban veían como los jugadores del Barcelona celebraban la victoria en el centro campo. Un dineral gastado para volver a conseguir lo mismo que la anterior temporada. Alguno aún piensa que la Liga es posible. Si, aún es posible, pero pensar que el mejor Barcelona de todos los tiempos va a perder un partido y a empatar otro, se antoja casi imposible.
Y, encima, los madridistas no paran de pensar en el 22 de Mayo de 2010, dónde el Barcelona puede levantar la cuarta orejona en el Bernabéu, en su propio estadio.

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

3 Response to El madridismo después del Clásico

12 de abril de 2010, 13:55

la verdad que esto parece mas que nada la mayor pesadilla merengue que pueda existir.
Un saludo¡
http://carrildel8.blogspot.com/

12 de abril de 2010, 14:32

Aún queda Liga. Eso de que ya se ha acabado es una gilipollez. El que ríe último, ríe mejor. Creo que el Madrid dará la sorpresa.
Saludos desde La Escuadra de Mago

12 de abril de 2010, 18:06

Hola, el equipo blanco tuvo mucha impotencia y si sacas a Guti con 0-2, con Raul y en el 70 poco vamos a hacer.
Saludos desde
agolpedebalon.blogspot.com

Publicar un comentario en la entrada