viernes, 9 de abril de 2010

El Partido del Siglo, como no.

Categories: , , , ,

Llega la hora de la verdad. El Clásico del fútbol español se acerca y los dos equipos están preparados para el duelo. El mejor equipo del mundo contra la superproducción de Florentino, dos filosofías diferentes de ver el fútbol y que hasta ahora han funcionado por igual en la competición doméstica. Pese a lo que digan los entrenadores, futbolistas y directivos de Real Madrid y Barcelona, todos sabemos que en el partido de mañana hay algo más que tres puntos en juego. Hay una liga, una temporada entera trabajando y que puede alcanzar su culminación o por el contrario echarse al traste en tan solo noventa minutos. Eso es lo que se juegan ambos equipos mañana en el Bernabéu.


Analizar al Barça puede resultar más sencillo porque nos tiene acostumbrado a lo mismo durante muchos años. Más de dos décadas han pasado desde la llegada de Cruyff al club azulgrana y con él, la llegada de un estilo y una forma de entender el fútbol que ha llevado al club azulgrana a codearse con los mejores equipos del mundo año tras año y, según los entendidos de esto, a prácticar el mejor fútbol de la historia.
Por ello Guardiola no cambiará nada, saldrá a por el balón, mantener la posesión, juego combinativo, muchos futbolistas por el centro y continuos movimientos en busca de crear espacios que sean aprovechados por sus jugadores más resolutivos. La única duda que se puede tener es si optará por el clásico 4-3-3 o continuará, como viene haciendo las últimas semanas, con ese 4-2-3-1 en el que Messi ocupa la posición de '10' y destroza a todo el que se pone por delante.

En la alineación, dos posiciones sin resolver, la de delantero centro y la de lateral izquierdo.
Arriba luchan por un puesto Bojan y Henry. El canterano viene jugando en los últimos partidos y cumpliendo con nota mientras el francés da la impresión de contar más bien poco para Guardiola. Sin embargo, Pep casi nunca ha contado con Bojan en partidos importantes y sí lo ha hecho con Thierry, al que se le da muy bien el Bernabéu (marcó un gol con el Arsenal en su única visita y ya lleva 3 goles con el Barça en dos partidos disputados en el feudo blanco). La otra opción es la de meter a Messi de delantero, y repartir las posiciones de atrás entre Busquets, Touré, Keita, Pedro, Xavi e Iniesta.
La otra duda duda es la del lateral izquierdo. Tras la lesión de Abidal el pasado martes frente al Arsenal, al entrenador azulgrana se le presenta una de las dudas que a la postre pueden ser más determinantes de la temporada; Maxwell o Milito. El lateral brasileño ha rendido correctamente durante la ausencia de Abidal, pero ha mostrado carencias defensivas bastante frecuentes. Y un jugador con carencias defensivas frente a Ronaldo o Higuaín es muy peligroso para su propio equipo. Milito en cambio está a tope, su rendimiento es incluso mejor que antes de la lesión y no ha notado para nada la inactividad que le ha producido el estar casi dos años lesionado. El problema es que al alinear al mariscal, Puyol tendría que pasar al lateral, y eso es algo que no convence del todo a Pep. Todos recordamos el gran partido que se marcó el capi en el Camp Nou salvando a su equipo en más de una ocasión.

Hablar de un posible once del Madrid es algo muy complejo. En porteria está claro quien estará y la línea defensiva la tenemos más o menos todos clara; Ramos, Albiol, Garay, Arbeloa. Las únicas dos variantes posibles a esos cuatro son Lass y Marcelo, pero Pellegrini no debería cambiar cosas en un partido tan decisivo como este. La entrada de Lass se supone utópica, por el simple hecho de que solo ha actuado ahí un par de veces esta temporada y además, en las últimas semanas parece contar cada vez menos para el técnico chileno. La opción de Marcelo es más sostenible, pero igual de improbable. El jugador brasileño ya ha demostrado que sufre contra jugadores con calidad diferencial y por ello ponerlo en frente de Messi sería igual que pegarse un tiro en el pie. Dicho esto, parece que ya tenemos cinco jugadores asegurados, más los dos delanteros (Ronaldo e Higuaín) ya son siete. Las opciones se van acabando.
Queda el centro del campo, la zona donde se decidirá el partido y donde más dudas tiene el Madrid. La ausencia de Kakà nos puede aclarar un poco las cosas, al igual que el castigo al que está sometido Lass. Con ello nos quedarían siete jugadores para cuatro posiciones. Alonso es indiscutible y él será el eje del centro del campo blanco, a su lado podrían estar o bien Gago, o Diarra. La experiencia de esta temporada me lleva a pensar que Pellegrini quiere un escudero al lado de Xabi que le ayude a robar el balón y por eso no se va a atrever a alinear a tres futbolistias de creación junto al vasco, por lo que apuesto por Gago, un futbolista que aparte de robar también sabe distribuír pese a que su rendimiento en este tipo de partido está en duda tras las experiencias de la temporada pasada frente a Liverpool y Barcelona. Alonso y Gago por tanto formarían el centro del campo dejando a Diarra y Lass en el banquillo.
Nos quedan dos posiciones por cubrir y cuatro jugadores que optan a ellas; Granero, Marcelo, Van der Vaart y Guti. Dos de ellos no saldrán de inicio en el partido más importante de la temporada. Si yo fuera entrenador del Real Madrid, apostaría por Van der Vaart y Marcelo dejando a Guti para la segunda parte si es necesario un revulsivo que le de la vuelta al partido. Granero, pese a que ha sido titular en la mayoría de partidos, no ha aportado nada diferente al juego blanco y cada vez da más la impresión de que está en el once por ser canterano. Ese no es tema a tratar hoy, pero a un jugador con las condiciones del pirata se le debe exigir mucho más si es que quiere ser titular en un equipo que aspira a dominar en Europa. Pese a ello, creo que Pellegrini optará por situar a Esteban de titular. En las últimas horas también se ha hablado de la posibilidad de que Raúl fuese titular, pero en mi opinión el '7' no tiene ninguna opción.


El juego del Madrid es otra historia muy diferente. Parece mentira que después de treinta jornadas aún no sepamos muy bien a lo que quiere jugar este Real Madrid. Con Kakà sobre el campo deberían buscar un fútbol vertical y casi de contragolpe, pero la ausencia del brasileño condiciona la forma de jugar del equipo merengue. Depende de a quien alinée Pellegrini en el centro del campo el cuadro blanco optará por una manera u otra de jugar.
Frente al Barça, la posibilidad de quitarle el esférico al equipo de Guardiola parece algo vital en el porvenir del choque. En Barcelona lo consiguieron durante la primera mitad y apunto estuvieron de llevarse el botín, así que debería ser la primera premisa de Pellegrini hacía los suyos. Xabi Alonso, Gago y Van der Vaart pueden pelearle la pelota al Barça con Marcelo presionando sobre Xavi, Iniesta y Busquets como un perro de presa. Está claro que quitarle el balón al equipo azulgrana es casi una utopía, pero si en la ida lo consiguieron, ¿porque no iban a hacerlo en su estadio?
Una de las claves del encuentro, por sorprendente que parezca, podría estar en Marcelo. El brasileño se debe dejar el alma en este partido, presionando sobre el portador del balón, ayudando a Arbeloa atrás y buscando la espalda de Dani Alves. Podría ser su partido, el papel que le coloque como actor principal en la superproducción para terminar de una vez por todas con las críticas.

Por mucho que sea hable o se escriba, lo que está claro es que en un partido de estas características cualquier acción puede cambiarlo todo. Es lo fantástico del fútbol, las cosas no acaban hasta que el árbitro no pita porque en un segundo todo puede cambiar. Mañana se enfrentan los dos mejores equipos de la historia (por lo menos hablando de estadísticas es así) con el objetivo de llevarse la liga más peleada que se recuerda desde hace mucho tiempo.
El equipo más goleador frente al menos goleado, el mejor local frente al mejor visitante, el máximo goleador del campeonato y el segundo, los dos mejores jugadores del mundo mirándose a los ojos y decidiendo que equipo levantará el título. Es el clásico de los clásicos y no sé vosotros, pero yo no paro de contar los segundos para que de comienzo.
En días como hoy recuerdo aquello que dijo Bill Shankly hace casi treinta años. Alguien le había dicho que para él, el fútbol era más importante que la vida y la muerte. Bill solo puedo responder, "Escucha amigo, es mucho más importante que eso".

Picho.

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

4 Response to El Partido del Siglo, como no.

9 de abril de 2010, 23:54

Si Guardiola apuesta por jugar con Henry sería una contradicción en sí mismo. En la vuelta de la eliminatoria contra el Arsenal, el francés no salió del banquillo y pareció un mensaje claro de que ya no contaba con él. Además, parece que lo tiene todo hecho para irse a Estados Unidos.
La clave del Madrid creo que será aprovechar la velocidad de Cristiano y de Higuaín en las contras.

Si te interesa un interambio de links no tienes más que decírmelo.

Un saludo desde

http://futbolybalompie.blogspot.com/

10 de abril de 2010, 2:46

Buen analisis del partido en lineas generales coincide con el que yo hice en mi post.
Un saludo desde http://carrildel8.blogspot.com/, si te interesa el intercambio de links comentame¡

10 de abril de 2010, 2:49

Veo que ya me tenias, bueno te agrego yo¡,jeje¡ saludos¡

10 de abril de 2010, 15:53

Pedazo de análisis máquina!
Saludos desde La Escuadra de Mago
Por cierto, ya he puesto la sorpresilla en mi blog...

Publicar un comentario en la entrada