jueves, 22 de abril de 2010

La Tristeza de Super Mario

Categories:

Aunque Mario Balotelli nació en Palermo en el verano de 1990, para el mundo nació el 30 de Enero de 2008 cuando, con sus goles de delantero inteligente y depredador, el Internazionale de Milan venció a la Juventus por la Coppa Italia. Fue rapidamenta apodado Super Mario y su nombre se hizo conocido entre los tifosi neroazurro quienes, ya resignados a que El emperador había perdido el trono y que su aventura en Sao Paulo no se lo iba a devolver, se ilusionaban fantaseando con la dupla Ibrahimovic-Balotelli en el frente de ataque. Por aquellos días, al otro lado de la ciudad, el fenómeno Pato, acompañado por la llegada de Ronaldo, la presencia del entonces reciente ganador del Balón de Oro, Kaká, y la irrupción goleadora de Paloschi, acaparaban la atención mediatica de la prensa y el aficionado neutral. Super Mario se convirtió en la bandera interista en contra de la mediatización del nuevo ataque rossonero.

Mario, de padres ghaneses, era a Italia y al Inter lo que esa temporada era Bojan Krkic a España y al Barcelona. No hubo intenciones de llevarlo a la Eurocopa, pues en Italia no creen en los niños a la hora de jugar las grandes competencias, pero muchos sí quisieron darle la titularidad al hombre record de las inferiores neroazzurras, por encima de Suazo, Crespo, Cruz e incluso el ausente Adriano. El futuro de Mario se veía lleno de gloria, como el de los grandes que debutan aún con el con el biberón en la mano y le pintan la cara a los señores de bigote y canas; Sin embargo llegó Mourinho y, contrario a lo que todos esperabamos, Mourinho prefirió a Adriano, Suazo, Cruz y Crespo por delante del italiano. El efecto Balotelli, que ya no necesitaba tapar lo que venía desde Milannelo, cero y nada, se había acabado. Ya nadie soñaba con la pareja Ibrahimovic-Balotelli y ni si quiera en la Italia Sub 21, donde Mario era el capitán y figura, su nombre mantenía la importancia de antaño al lado de los Foti, Poli, Paloschi, Bolzoni o Santon.

Ahora, el genio de Balotelli se apaga. Un conocido programa de humor le tendía una trampa,
mientras lo entrevistaba en un restaurante. ¿Qué la parecería posar con la camiseta del Milan? le preguntaron. Balotelli se mostró reticente en las imagenes y solo accedió a tenderse la camiseta sobre el pecho, con su nombre y dorsal a la espalda. Pero cuando creía que estaba fuera de cámara, Balotelli se la enfundó sin problemas. Un acto como ese es un pecado de fidelidad al club y las imágenes tuvieron un efecto inmediato. Mourinho decidió apartarlo del equipo temporalmente. Tan sólo 24 horas separaron su contundente “tengo razón y no pienso pedir perdón” de su rectificación pública: “Me disculpo por la situación que se ha creado en los últimos tiempos. Soy el primero en sufrir por ello porque adoro el fútbol y querría jugar. Ahora espero en silencio para poder volver a ser útil a mi equipo". Mourinho le concedió su perdón y fue convocado ante el Bolonia y CSKA.

Pero la gota que colma el vaso la vimos este martes al finalizar el encuentro ante el FC Barcelona. Tras los pitidos de la afición neroazurra, Balotelli no dudó en arrojar su camiseta al suelo, en un gesto de desprecio hacia los tiffosos. Las declaraciones de sus compañeros y directivosno se hicieron esperar. “
Todos los futbolistas han acabado muertos menos Mario, pero luego la culpa es del entrenador. Balotelli ha perdido la cabeza”, esas fueron las duras palabras de su entrenador, Mourinho. "Lo de Balotelli ha sido un suicidio público" dijo su presidente Massimo Moratti, y por último "Balotelli nos estropeó la fiesta", palabras de su capitán, Javier Zanetti.

El niño que debutó con 17 años, cara de niño, pero talento y picardía de viejo, hoy vive sumido en la tristeza. Sabe que tiene los días contados como neroazzurro, y está complicandose la existencia a cada acción. Demasiado talento, poco talante.

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

2 Response to La Tristeza de Super Mario

22 de abril de 2010, 17:58

Balotelli se está cargando su carrera. En los primeros minutos que vi de Balotelli, Europeo sub 21 vs Serbia y luego vs Suecia, vi rápidamente que era capaz de lo mejor, por su calidad, y de lo peor, por su carácter. Y su carácter está arruinando su prometedora carrera.

Saludos desde http://ojeadorinternacional.blogspot.com/

23 de abril de 2010, 1:30

Lo de este chaval es lamentable. Con las cualidades que tiene para triunfar es una pena que tenga esa cabeza. Si no es capaz de centrarse ni con un entrenador como Mourinho...

Un saludo desde Fútbol y más fútbol

Publicar un comentario en la entrada