jueves, 8 de abril de 2010

La historia de un crack: Lionel Messi

Categories: ,

El nacimiento y la infancia del Messias. Corría el año 1987 cuando el fútbol, y la vida, nos dio un nuevo crack mundial. El día 24 de Junio de aquel año nació en Argentina el que, unos años después, se convertiría en el Messias del fútbol moderno. Lionel Messi nacía en Rosario (Santa Fe) y, con él, un nuevo crack mundial.

Con solo cinco años comenzó a abrazar el esférico, a acariciar la pelota y compartirlo todo con ella. Gracias a sus buenos dotes con el balón, a la magia que exhibía con él en los pies, llegó a las categorías inferiores de Newells Old Boys y allí comenzó, decididamente, la práctica total del fútbol con, únicamente, siete años.

En aquel momento se intuía el potencial del joven argentino. El potencial no pasó inadvertido por los ojeadores de River Plate, que lo quisieron fichar para las categorías inferiores de su club. Sin embargo, en el control médico se detectó una falta de producción de la hormona del crecimiento. El tratamiento costaba mil dólares. Su familia no podía permitirse pagar aquel tratamiento. El futuro de Messi como crack mundial parecía apagarse.

El destino sonríe. La familia de Lionel se traslada a Lleida, localidad próxima a Barcelona. Su padre, su madre y sus tres hermanos van con él en aquella nueva aventura.

Su padre, Jorge Messi, lleva a su hijo a realizar una prueba futbolística al FC Barcelona cuando el joven tenía trece años. Los técnicos de las categorías inferiores quedaron deslumbrados por lo que hacía aquel joven argentina, que, por aquel entonces, su familia le llamaba “pulguita”, con el balón. El contrato de Messi se firmó en una servilleta, de forma simbólica, que después se convertiría en un contrato formal, dónde quedarían plasmado el futuro del nuevo crack mundial.

Sin embargo aún había una preocupación en la familia Messi: el tratamiento del chaval. Y todo se solucionó cuando el FC Barcelona les dijo que ellos harían frente a ese tratamiento.

De las categorías inferiores al universo. Eso debió pensar la familia de Messi cuando vieron como su hijo crecía a pasos agigantados, como el tratamiento contra su enfermedad hacía efecto, y como su hijo era él nuevo mesías del fútbol moderno.

Su debut en el primer equipo fue el 16 de Octubre de 2004 contra el RCD Espanyol, el otro equipo de la ciudad condal. Desde aquel momento Lionel Messi no paró de crecer futbolísticamente. Su primer gol llegó el 1 de Mayo de 2005 contra el Albacete.

Ese mismo año, el de su debut, el Barça le pone una cláusula de rescisión de 140 millones de euros para evitar que otros equipos se vieran tentados a llevarse a su hijo pródigo.

Sus goles comenzaron a ser vitales, sus aportaciones, sus asistencias. Él era vital para el equipo.

Él fue uno de los máximos artífices del sexteto culé la temporada pasada. Él es el Barça y el Barça es él. Es inimaginable imaginar a uno sin el otro. Es, prácticamente, imposible que se rompa esa unión entre un club que le pagó un tratamiento y un jugador que le ha dado tantos éxitos al club.

Ahora solo le quedo un punto negro. Un objetivo que Messi tiene entre ceja y ceja. Un Mundial con su selección. ¿Y creéis que no lo conseguirá?

Spread The Love, Share Our Article

Related Posts

2 Response to La historia de un crack: Lionel Messi

8 de abril de 2010, 16:08

Ya te he agregado amigo. Por cierto. muy buen blog.
Saludos desde La Escuadra de Mago
Por cierto, mañana publicaré una sorpresilla que quizás os guste!

8 de abril de 2010, 18:40

Menudo jugadorazo, su primero parte contra el Arsenal para enmarcar, partidazo. Un ejemplo a seguir, no sólo en el fútbol sino también un referente en la vida por sus formas, por todo.

Un saludo, ventanadefutbol.blogspot.com

Publicar un comentario en la entrada